juandon

Una de las implicaciones de usar las herramientas Web 2.0 en la educación es el aprender ya no como una experiencia individual, tal como lo planteaban las teorías de aprendizaje más tradicionales, sino a través de la formación de conexiones e interacciones (conectivismo) a través de sistemas abiertos. Esto último permite el desarrollo de competencias mediante la experiencia de otras personas, el mantenerse actualizado mediante la diversidad de opiniones, etc.
Ello también implica el cambiar el paradigma de que tener el conocimiento es lo importante, sino que ahora el saber aprender será más valioso.

¿Cuál es el lugar de la tecnología en la educación? Muchos docentes, al considerar la integración de la tecnología en sus prácticas, se preguntan dónde se insertaría ésta en sus contextos educativos. Algunos pueden sentir que integrar la tecnología al ya recargado currículum es como tratar de copiar una página en una fotocopiadora que tiene papel atascado. Otros se preguntan si sus habilidades tecnológicas les permitirán llevar adelante una clase donde integren tecnología.

La nueva visión de la educación  promueve el uso de la tecnología informática para facilitar el aprendizaje mediante la participación de los estudiantes, la promoción de la creatividad, fomentar el aprendizaje autodirigido, la colaboración y habilidades de pensamiento avanzado.

Si queremos trabajar en la relación tecnologías-aprendizaje, tanto en accesibilidad, connectividad, usabilidad, integración, costo, seguridad de datos y análisis predictivo, tiempo para hacer trabajo digital fuera de clases, datos y soporte tecnológico ,deberemos hacerlo con la tensión del acceso y la equidad de formas que son complicadas, es decir, trabajar la INCLUSIÓN pero con TIC.

Si mi trabajo de ideas y de investigación, también consiste siempre en establecer estas relaciones, como un apartado MUY IMPORTANTE, he estado reflexionando mucho sobre lo que constituye una tarea digital buena y accesible para docentes y profesores que no se sienten cómodos con las herramientas digitales pero que están abiertos a aprender y experimentar.

Tenemos un conjunto de herramientas o una herramienta única que puede hacer “todo lo que pueda imaginar y más” dado a un miembro de la facultad, escuela… para integrarse en su curso o tarea ya existente.

El docente vacilante pero ansioso, inicialmente entusiasmado por probar algo nuevo, rápidamente se siente abrumado y frustrado mientras intentan hacer que la herramienta cumpla con las promesas de “hacer todo y más”. Frustrado, luego abandona la integración de la herramienta porque “intentaron y realmente no funcionó con su estilo de enseñanza” o “ya hay demasiadas cosas en el curso para agregar herramientas digitales”.

El aprendizaje asistido por ordenador debe promover:

a-el aprendizaje significativo y la colaboración implique tareas desafiantes y de la vida real;

b-la tecnología como una herramienta para el aprendizaje, la comunicación y la colaboración

c-evaluaciones basadas en el rendimiento (por ejemplo, si queremos saber si un estudiante puede colaborar mediante el uso de la tecnología, no tendríamos que escriban un ensayo sobre el tema, solo volveríamos a ver a colaborar con otros estudiantes) .

Normamente como hemos indicado (LAS TIC Y LA ESCOLARIZACIÓN SON INCOMPATIBLES https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/la-escolarizacio…/) las herramientas disponibles y asequibles no están diseñadas teniendo en cuenta estos límites.

Si bien esto puede parecer un enfoque eficiente, estoy cada vez más convencido de que no lo es. Más es abrumador, toma datos, tiene más instancias en las que se puede romper y requiere más tiempo tanto en la planificación como en la realización de un curso, lo que puede alejar el contenido del curso.

Además, los sistemas más fuertes requieren mucho más desarrollo profesional y apoyo tanto para el profesorado como para los estudiantes, con las implicaciones de usar las herramientas Web 2.0, TIC, Inteligencia Artificial… en la educación es el aprender ya no como una experiencia individual, tal como lo planteaban las teorías de aprendizaje más tradicionales, sino a través de la formación de conexiones e interacciones a través de sistemas abiertos. Esto último permite el desarrollo de competencias mediante la experiencia de otras personas, el mantenerse actualizado mediante la diversidad de opiniones, etc.

¿Cuál es el lugar de la tecnología en la educación? Muchos docentes, al considerar la integración de la tecnología en sus prácticas, se preguntan dónde se insertaría ésta en sus contextos educativos. Algunos pueden sentir que integrar la tecnología al ya recargado currículum es como tratar de copiar una página en una fotocopiadora que tiene papel atascado. Otros se preguntan si sus habilidades tecnológicas les permitirán llevar adelante una clase donde integren tecnología.

Ello también implica el cambiar el paradigma de que tener el conocimiento es lo importante, sino que ahora el saber aprender será más valioso.

Vamos pues a establecer prácticas de hacerlo a escala y optimizar el uso de la tecnología “no para cambiar a las personas, sino para amplificar la intención y la capacidad humanas, entendiendo que” la nueva tecnología nunca es el comienzo de un cambio social positivo “. la innovación parece ser más prominente en proyectos y programas socialmente conscientes en países en desarrollo, creo que tiene mucho que ofrecer el trabajo que hacemos con los estudiantes, especialmente aquellos que están en los márgenes en términos de traer innovación digital significativa y accesible al aula (ya que las innovaciones producen buenas prácticas en espacios delimitados y concretos y tiempos acotados, con lo que para ellos la concreción les permite centrar más los esfuerzos y con ello avanzar…)

Sin embargo, esto es aún más importante para mí, porque cuando hay problemas de acceso real, dando a los estudiantes herramientas que son tan difíciles de manejar que son imposibles de dominar cada componente de una manera significativa, en lugar de nivelar el campo de juego, la herramienta es aumentar la desigualdad.

Con todo ello podemos establecer diferentes áreas:

a-Simplificar (procesos y herramientas)

b-Que todo e l planteamiento, y ejecución sea divertido (para que la facultad, escuela… aprenda y los estudiantes participen como ejecutores principales del aprendizaje)

c-Mostrar relevancia tanto en el aprendizaje como en su integración con las rtecnologías

d-El objetivo, la competencia… debe ser siempre de costo económico, para los estudiantes, la universidad, la escuela… pero también i el tiempo, el equipo, etc.

Para mí, esto significa que si el proceso, ya no hablemos de cualquier sistema (jerarquia-redarquia) no es esencial para el éxito del estudiante pero si es beneficioso para los estudiantes como instructores que interactúan con lo que proponen y no se sienten sobrecargados por él, entonces la propuesta será exitosa.

Si además intentamos esta relación con el Mobile Learning:

… diseñaremos con dispositivos móviles no como una función adicional, sino como el principal espacio de contacto. Esto agrega restricciones debido a los límites de datos, problemas de conectividad, tamaño de pantalla y muchas otras cosas en las que probablemente no estoy pensando. Mientras que los teléfonos móviles están llenos de posibilidades en esta relación aprendizaje-tecnologías.

Con ello repasaremos las mejores prácticas y ejemplos de implementación. Uno de los beneficios de tener personas en un ambiente de aprendizaje es que sabemos que tienen un propósito compartido, aunque podrían articularlo de manera diferente, diversificada (INCLUSION), aportando un valor añadido como nunca antes se había conocido en el mundo de la educación.

Su objetivo es aprender algo que no conocen y, con suerte, aplicarlo a donde les lleve la vida después de su tiempo incrustado en dicho entorno: contexto, entorno de aprendizaje, escenarios de aprendizaje, PLE…

Los problemas que nos encontraremos siempre serán:

a-estructurales
b-personales

Sin embargo, en términos de necesidades a medida que un estudiante se mueve a través de la escuela, es importante que aprenda a contextualizar su experiencia y reflexionar de manera significativa, y que no siempre se trata de actividades de archivo. Lo que me gustaría ver más a menudo es un currículum académico, orquestado por los alumnos según todas las peculiaridades que acabamos de explicar y nunca más ya “hecho” por la administración de turno… donde un alumno aprende a ubicar su aprendizaje en un contexto más amplio de los objetivos tanto del curso como de la vida que se imagina que tienen después del curso.

Una integración ideal sería hacer que el alumno haga la reflexión al comienzo del curso como parte de un rompehielos, en el punto medio del curso, ya que están en el camino intermedio, y nuevamente al final. Esto se vuelve más valioso cuando los estudiantes tienen la oportunidad de discutir lo que han pensado, diseñado… con sus compañeros de clase, ya que, además de reflexionar sobre lo que obtienen del curso y por qué es importante, también aprenden a hablar de estas cosas a un compañero externo (APRENDIZAJE EN VOZ ALTA… https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/sigamos-el-camin…/ ) audiencia comprometida en un trabajo similar, algo que será importante cuando ingresen a la siguiente parte de su vida profesional, ya sea trabajo o educación adicional.

Y por supuesto, algunos docentes se preguntarán si la tecnología no distraerá a los alumnos de aprender los conceptos importantes necesarios para obtener resultados exitosos en los exámenes estandarizados. Los docentes que reflexionan y se preguntan acerca de la relación entre la tecnología y el currículum, la tecnología y el docente, la tecnología y los alumnos,  son cautelosos. Es alentador cuando los docentes no ven a la tecnología como “la cura de todos los males”.  Esta cautela no existe en todas las profesiones.

Larry Cuban (2001) utiliza un silogismo para resumir las creencias de muchos profesionales y entusiastas tecnólogos de Silicon Valley:

• El cambio produce una sociedad mejor

• La tecnología produce cambios

• Entonces, la tecnología crea una sociedad mejor.  ¿Qué es lo que hace a los docentes diferentes de estos tecno-fanáticos? ¿Por qué muchos docentes no consideran los beneficios de la tecnología ni sus compensaciones?

Mi sensación es que los docentes ven a la tecnología como un recurso educativo muy costoso, no en términos de dinero, sino de tiempo. Puede llevar un tiempo considerable para docentes y alumnos familiarizarse con una determinada tecnología antes de poder utilizarla de una manera “inteligente”. También lleva tiempo el establecer las condiciones de logística para acceder a la tecnología de la escuela. Sería pertinente preguntarnos si  el tiempo que se requiere en el inicio y  la preparación valen la pena en relación a los beneficios educativos obtenidos.

La tecnología puede también conectar a los docentes entre sí. Desafortunadamente, muchos docentes trabajan aislados y pierden de este modo la oportunidad de aprender cosas valiosas que quizás ocurren en el aula de al lado, puerta de por medio, y ni hablar de intercambiar buenas ideas con aquellos que están aún más lejos.  Bransford et al (1999), del National Research Council (Concejo Nacional de Investigación), llevaron a cabo una amplia revisión  sobre las mejores prácticas en la educación.

Su trabajo mostró el poder de la tecnología para construir comunidades locales y globales conformadas por docentes, administradores, alumnos, padres, científicos, y otras personas, así como también la expansión de oportunidades para el aprendizaje de los propios docentes. Las herramientas digitales pueden también proveer el puente necesario para conectar educadores con expertos de las distintas disciplinas trabajando en ese campo. Imaginemos el valor de tener aun científico especialista en biotecnología conversando regularmente con un docente de ciencias, consideremos los beneficios para el docente de entender cómo los científicos llevan a cabo sus investigaciones y del científico de entender cómo se enseña ciencia en el aul

Usar la tecnología para mejorar la comprensión de los alumnos a través de andamiajes y herramientas particulares. Uno de los mayores retos para un docente es el de proveer a sus alumnos oportunidades de aprendizaje significativas que satisfagan las necesidades de un cuerpo diverso de alumnos, diverso en habilidades y estilos de aprendizaje, así como diverso en experiencias culturales.

Recuerdo aquellas largas reuniones con la maestra de necesidades especiales en mi escuela,  discutiendo planes  individuales para los estudiantes de mi clase de matemáticas.  Me preguntaba cómo iba a poder atender las necesidades de todos mis estudiantes y seguir cuerda.  Orkwis y McLane (1998) resaltan el valor que la tecnología tiene para agregar a un curso con variados niveles y ofrecer diferentes  maneras de abordar el currículum de modo  que sea accesible a distintos estilos de aprendizaje.

Desarrollaron un marco de diseño curricular universal que tiene como meta la diversidad en el aula, brindando medios flexibles de representación, expresión y participación.  Argumentan que el emplear tecnología para enseñar partes del currículum ofrece el potencial para presentar conceptos de diferentes maneras y hacerlos más accesibles para los alumnos.  Por ejemplo, consideremos la influencia de un programa de simulación en la comprensión de las Leyes de Gravedad de Newton.

El alumno puede leer la descripción en el libro de texto o ver un video acerca de este tema.  De todos modos, algunos alumnos no comprenderán el concepto sin antes hacer algo.  Podrán explorar los conceptos referentes a estas leyes en un laboratorio tradicional lanzando objetos desde distintas alturas, teniendo que repetir las condiciones constantemente, así como también medir y tomar el tiempo cada vez. Este proceso puede resultar aburrido y tedioso, al margen de no poder asegurar las idénticas condiciones cada vez.

Un software de simulación cuidadosamente diseñado puede proveer eficientemente un espacio para múltiples ensayos, satisfacer los inquietudes de los alumnos y construir comprensión. Orkwis y McLane (1998) reconocen además el valor de la tecnología en involucrar a los alumnos en el aprendizaje a partir de un currículum individualizado, de acuerdo con los intereses de los alumnos, su nivel y su realidad cultural. Imaginemos un software de simulación que se adapta a la entrada de datos del usuario. A medida que los alumnos van demostrando distintos niveles de comprensión de las leyes de Newton, el programa quita alguno de los andamiajes del software, debiendo los alumnos utilizar razonamiento indirecto para poder seguir adelante.

O consideremos también la potencia de un docente modificando 9un software de simulación para adecuarlo a las necesidades culturales, académicas y sociales según los intereses de los alumnos. Ambos escenarios ofrecen una idea intuitiva de cómo puede la tecnología proveer oportunidades de aprendizaje personalizado.

5. Usar la tecnología para apoyar el “aprender haciendo” y la reflexión. Ya he mencionado maneras en las que la tecnología promueve el “aprender haciendo”, recuerden el ejemplo de la simulación. Pero, la mayor influencia que la tecnología puede ofrecer es la de apoyar la  reflexión del alumno en este proceso de “aprender haciendo”. Jonassen (2000) postula que las herramientas digitales pueden ayudar a los alumnos a reflexionar sobre qué están aprendiendo y sobre cómo llegaron a aprenderlo.

Argumenta que las herramientas digitales pueden apoyar el proceso interno de construcción de sentido a medida que los alumnos construyen sus propias representaciones.   Consideremos el valor de que los alumnos utilicen una herramienta visual como el software  Inspiración para mostrar gráficamente las diferentes etapas usadas para llegar a la comprensión final de las Leyes de Gravedad de Newton.  El diagrama podría mostrar un diagrama de flujo de su pensamiento (por ejemplo, la hipótesis inicial: el resultado de su primer intento en verificarla; las ideas sobre cómo modificar el siguiente intento; la hipótesis refinada; el resultado del segundo intento; las ideas sobre cómo modificar éste intento, etc.)

El poder reflexionar sobre sus propios razonamientos del rumbo elegido en la investigación, pone al descubierto y desarrolla la habilidad de pensar como científicos.

6.  Usar la tecnología para aliviar las tareas de representación y cálculo tediosas, para focalizarse más en la interpretación y la exploración. Mi maestra de matemáticas de 8vo. año, Mrs. Peters, insistía en que hiciéramos lo cálculos en una hoja larga aparte.

No nos dejaban utilizar calculadoras numéricas porque pensaba que nos estaríamos copiando, y nunca aprenderíamos a hacer cálculos. Desafortunadamente, esta experiencia llevó a muchos de mis compañeros a odiar las matemáticas. Era un trabajo tedioso. Pasábamos mucho tiempo calculando las respuestas de los problemas en papel,  y nunca parecíamos tener tiempo para discutir qué significaban esos números. De hecho, qué significaban los números en relación al contexto parecía no tener significado. Lo único que importaba era que las respuestas estuvieran correctas.  Quizás, si hubiéramos utilizado las calculadoras para aliviar alguno de estos cálculos tediosos, nos 10hubiera dado más tiempo para reflexionar sobre si los valores obtenidos tenían sentido en el contexto del problema, y así desarrollar mayor comprensión sobre cómo se utilizan las matemáticas para comprender el mundo que nos rodea.  Involucrar a los alumnos en cálculos largos y tediosos, tiene sus consecuencias.

Limita su energía, su interés y su tiempo para encontrar sentido a los resultados del cálculo e involucrarlos en niveles cognitivos más elevados de resolución de problemas (Jonassen 2000, Norton y Wilburg 2003).  La tecnología puede ayudar a los alumnos en estas tareas tediosas de representación y cálculo, liberándolos para logra un pensamiento creativo y divergente,  y  desplegar estrategias de resolución de problemas.

En resumen, LA TECNOLOGÍA se aprende mejor dentro del contexto de tareas significativas vinculadas a partes desafiantes del currículum.  Las herramientas digitales pueden proveer múltiples puertas de entrada para vincular el aula con el mundo real y proveer andamiajes y herramientas de reflexión que ayuden a los alumnos a encontrar el sentido. Mientras que el currículum provee la guía fundamental sobre lo que los alumnos deben aprender, la tecnología es una herramienta que docentes y alumnos pueden utilizar para extender, interpretar y entender esta guía. Parte B – El Rol del Docente Tradicionalmente, el docente ha sido la figura de autoridad en el aula,  desde el punto de la capacidad intelectual y del poder.  El docente era visto como el depositario del conocimiento y su rol era el de llenar las mentes de sus alumnos con su conocimiento y entonces luego lograr que los alumnos regurgitaran este conocimiento en el proceso de evaluación. Esta es la forma en que muchos de nosotros fuimos enseñados y como en muchos casos algunos todavía enseñamos1 Después de todo, los alumnos son más fáciles de  .controlar cuando están sentados en sus asientos, escuchando una clase expositiva,

1 En el proyecto de Enseñanza para la Comprensión, llevado a cabo por investigadores de Harvard, Wiske expone que el entorno de enseñanza tiene influencia sobre el rol de los docentes en la enseñanza y aprendizaje del conocimiento. “Muchos docentes de escuela trabajan en entornos que promueven la conducta de transmitir conocimiento a sus alumnos más que de construir y criticar el conocimiento con sus alumnos” (Wiske en Perkins 1995, p.204). 11contestando preguntas o completando cuestionarios escritos.

También es una forma rápida de recorrer el currículo y cubrir todas las unidades. De todos modos, la investigación muestra que el método de enseñanza tradicional no contribuye al aprendizaje efectivo, y no utiliza el potencial de la tecnología (Jonassen, Norton & Wiburg, Sandholtz, Ringstaff, & Dwyer, McCormick & Scrimshaw2). De hecho, muchos creen que una buena herramienta puede ser inútil si no es integrada dentro de estrategias efectivas de enseñanza.  “No podemos enchufar a los alumnos a una herramienta de la mente (MindTool) y esperar que trabajen sin nuestra guía y apoyo…” (Jonassen, 2000, p.275-276).  De este modo, queda en el docente la decisión de pensar más allá de las formas tradicionales de enseñanza y de diseño de las clases y liderar experiencias de aprendizaje ricas en tecnología que apoyen el pensamiento basado en la indagación (inquiry-based thinking).

Queremos saber si de por si la TECNOLOGÍA, implica EDUCACIÓN….

Hace ya varios años Diego Zerba vaticinó que nuestra época no padecería carencia sino exceso de saber. Más tarde Cristina Corea comprendió que el saber era consustancial con la carencia; el exceso lo convierte en información. La carencia ordenaba, el exceso desordena…

“Como bien dice “¿Hablamos de educación? Hagámoslo.”

Como Educadores , y con mucha experiencia frente a alumnos, en muchas cosas es muy cierto lo que aquí decís. Pero me gustaría acotar ciertas otras, que si bien no figuran en esta nota, quizás SI en la mente de muchos e inclusive quizás en tus pensamientos.

1).- lo tecnológico produce cambios en la vida cotidiana ¿ Por qué no habría de producirlo en el ámbito educativo también? ¿ Por qué muchas veces el aula ( en cualquiera de sus niveles) no se parece en nada a la vida cotidiana, en sus usos? ¿ Por qué los alumnos utilizan a la tecnología para infinidad de cosas y no habrían de utilizarla como herramienta de aprendizaje, como socio cognítico?

2).- Y siendo así ¿ Por qué negar la palabra “tecnología”, “avances tecnológicos” si está insertada en la vida social en general? ¿ Cuál es el miedo de usarla? ¿ Cuál es el miedo de planificarla detalladamente, en su uso, ayudando a muchos maestros inmigrantes a crear puentes con muchos alumnos nativos?

3).- Nombrarla, planificar herramientas, en este caso del punto 2 ¿ no ayudan a una mejor labor docente?

Desde mi experiencia SI.

4).- Acá no está en debate si la educación se centra en que el alumno construya y gestiona su conocimiento,en desarrollar espacios para que esto suceda, que la tecnología que usemos puede ser variada, y que las tecnologías de la in. y com. como las llamamos comunmente son herramientas, solo eso para mejorar esto.

5).- lo que pareciera en el artículo es como que la palabra “tecnología” con educar, siendo que son aliadas, ya que solo son instrumentos para llegar a metas, a soluciones educativas. ( opinión subjetiva de lo que percibí en la nota)

6).- creo que si es necesario y útil, para muchos docentes novatos en el tema, hablar de TICs, ya que los ayuda a usarlas como herramienta para lograr metas. Generalmente cuando el docente usa “la herramienta como meta” el proyecto cae por si mismo. esto pasa en el aula, lo aseguro.

7).- Es más yo hablaría de la “Tecnología apropiada”, el uso oportuno y correcto de ellas para lograr una solución educativa, donde nuestras planificaciones, nuestros proyectos, o nuestros programas educativos deben analizar bien al alumno antes de poner en marcha soluciones educativas.

8).- Si la idea es usar medios nuevos con una mentalidad antigua, seguiremos sin aprovechar la enorme cantidad de herramientas tecnológicas que tenemos a nuestra disposición. Parafraseando a Seymour Papert “El ordenador es un medio de expresión humana y aunque no ha tenido todavía sus Shakespeare, Leonardo o Einstein, los tendrá”.

Aprender es construir conocimiento. Este es el contenido interpretado. La tecnología actual permite comunicar, gestionarlo de una manera antes impensada.

El discurso educativo impregnado de terminología tecnológica no ayuda a desmontar, DE POR SI, LA VIEJA ESCUELA, LA EDUCACIÓN QUE NOS HA PROPORCIONADO FRACASO, O SI????

Lejos de eso, la potencia ad infinitum porque pone el eje en el consumo y no en el sentido de utilización de las aplicaciones.

Henry Jenkins, director del Programa de Estudios Comparativos de Medios del Massachusetts Institute of Technology, advierte que es necesario un giro

[…] propone hablar de participator y cultures más que de interactive technologies. Según Jenkins, la interactividad es una especificidad de las tecnologías mientras que la participación es una propiedad de la cultura.[…]

Realmente la Tecnología es sólo eso, tecnología y ni por asomo es EDUCACIÓN, cómo tampoco fue el descubrimiento del fuego, “la vida de los hombres de antaño”, es y fue, respectivamente, una importante herramienta, una solución a muchas cosas, pero nunca el “quid” de la cuestión.

Los cambios tecnológicos que han tenido lugar en este último siglo han supuesto una transformación sin precedentes en la historia de la humanidad. De las técnicas de producción industrial al entorno digital actual ha habido un salto cuantitativo y cualitativo inconmensurable. Esta evolución ha sido tan repentina que la humanidad se ha visto inmersa en ella de golpe y apenas empieza a calibrar sus consecuencias.

En la nueva economía de esta nueva sociedad que vivimos ya,no es importante lo que sabes, sino lo que haces y lo que eres capaz de aprender, que será valorado de manera continuada, por ti y por los demás… El futuro del trabajo es personalizado, complejo e intangible, por tanto, el de los aprendizajes, también!…

En este entorno, el sentido de decisiones y el intercambio de conocimientos se convertirán en las habilidades críticas. Esto será en nuestros equipos, comunidades y redes. ¿Cuáles son los desafíos y oportunidades para la formación de profesionales y de desarrollo en un entorno de este tipo? en eso estamos…

En este ambiente de incertidumbre perenne , ambiguo, y volátil, las oportunidades serán lo importante, no lo que estés haciendo y aprendiendo en un momento concreto. Los nuevos líderes deben gestionar estas “tendencias”, estas intenciones y redirigir en cada momento aprendizajes y trabajos en la dirección adecuada…

Si no se podemos demostrar que lo que hacemos agrega valor a la organización para la que trabajamos , nosotros seremos el problema…

Lo que la gente quiere es la capacidad de aprender siempre , donde quiera y como ellos elijan . Hay un montón de ejemplos de fuera de la organización que los hacen estar impacientes por el cambio (disrupción). Sus materiales heredados pueden ser un pasivo en lugar de un activo.

El significante educación necesita ser reformulado desde una perspectiva que lo integre con la realidad de los tiempos actuales. Pero también el campo instrumental de la educación necesita ser reformulado en esa dirección. No alcanza con nombrarlo. Es necesario implicarlo, no podemos decir que el RESPONSABLE ES EL APRENDIZ, y no dales las HERRAMIENTAS (Tecnología), para que pueda serlo de verdad, ya que no hacerlo significa “rizar el rizo”, engañarnos nosotros mismos y seguir haciendo una SOCIEDAD a “PLAZOS“, donde unas cosas si y otras no…

Inventamos una tecnología que ya sea material o conceptual, durante este proceso nos transformará a nosotros mismos, «nos encontramos en

medio de un largo e inacabado proceso de coevolución Humanidad-Tecnología, en el que la tecnología debe ser vista también como ‘un proceso cultural de largo plazo’».(Fernando Saez Vacas).

Es inevitable que las transformaciones sociales producidas tecnológicamente generen conflictos con las formas sociales vigentes y con sus partidarios, intensificadas en el caso de lo que llaman nuevas tecnologías (infotecnologías primordialmente digitales) por las brechas digitales entre personas.Aunque la historia ha demostrado sobradamente que oponerse frontalmente a las fuerzas de innovación

L tecnológica no es una estrategia ganadora, también ha demostrado que lo normal es que numerosas organizaciones humanas y personas, ancladas por sus conocimientos y experiencia en formas declinantes y posiblemente sustituibles, tiendan a resistirse, o que se produzcan conflictos en zonas de cambios todavía mal definidos o de pérdida de ciertos privilegios y poderes de control consolidados.

Solo puede ser la misma sociedad quien solucione este dilema ya que de lo contrario este sistema decrépito se perpetuará en el tiempo, solo la ciudadanía puede decir basta y empezar con una transformación de valores y de manera de vivir y para ello lo primero es ese cambio de personas que demandamos para que el canal que pueda facilitar esta disrupcion sea fluido y con convencimiento por parte de todos.

Hace ya tiempo, mucho, que explicábamos que los tres ejes de cualquier sociedad- estructuras, objetivos y funcionalidades-, deberían ser las propias de esta nueva sociedad, de esta nueva era en la que vivimos y entender que el significado y por tanto, la ejecución de la educación nada tiene que ver con el pasado y que por ello misma necesitamos una agilidad, una libertad y una responsabilidad que por primera vez en la historia de la humanidad deben llevarse a cabo de manera personalizada con todo lo que ello conlleva.

Algunas de las preguntas que surgen en relación a esta transformación pueden ser:

• ¿Qué relación hay entre la ciencia, la tecnología y la sociedad? ¿Cómo podemos analizar la trama compleja de sus interacciones a lo largo del tiempo?

• ¿Cómo se genera la tecnología en nuestra sociedad actual? ¿Cómo nos ayuda a conocer la complejidad de nuestro entorno?

• ¿Cómo usamos la tecnología? ¿Cómo influye en nosotros? ¿Cómo nos apropiamos y cómo transforma nuestra experiencia vital?

Los cambios no se hacen solamente por la aplicación de técnicas, porque todas las prácticas de lo digital se construyen por contacto de los que conciben y de quienes hacen usos, usos que a veces no se pretendían al principio. De hecho, es una característica de la tecnología digital favorecer usos que no se pueden decidir en ninguna lógica descendente. Esta lógica digital requiere entonces que invitamos a los usuarios a asumir su parte de responsabilidad. De hecho, las técnicas cambian todo el tiempo y más y más rápidamente: es entonces claramente imposible para aquellos que lo hacen por sí solos.

¿Cómo es el cambio digital educativo?

Las instituciones educativas y principalmente las instituciones de educación superior se encuentran en transición. Los cambios en el mundo productivo, la evolución tecnológica, la sociedad de la información, la tendencia a la comercialización del conocimiento, la demanda de sistemas de enseñanza-aprendizaje más flexibles y accesibles a los que pueda incorporarse cualquier ciudadano a lo largo de la vida, etc….están provocando que éstas instituciones apuesten decididamente por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

En esta ponencia se presentan los retos que las instituciones de educación superior enfrentan ante el creciente y vertiginoso mundo de la información y de la tecnología.

El avance de la ciencia y de la tecnología, los procesos de cambio e innovación y la reformulación de distintas disciplinas científicas nos conducen progresivamente a un nuevo tipo de sociedad, donde las condiciones de trabajo, el ocio o los mecanismos de transmisión de la información, por ejemplo, adoptan nuevas formas. Todas estas revoluciones plantean un cambio de vida en los individuos que obliga al replanteamiento de un nuevo modelo educativo siempre en red, lo cual no había sucedido nunca hasta ahora.

Las nuevas organizaciones reconocerán el valor de estas redes y relaciones informales, internas y externas, y se pondrán a explotarlas. Helen Blunden:

Sentí que mi red, mi red de confianza que he trabajado duro para mantener, cultivar, cuidar, la confianza y crecer iba a ser explotados por otras personas que me veían como su “viaje gratis” para algunas respuestas rápidas.

Miro a la cultura de la organización. Si hay una amenaza real, tengo una auténtica oportunidad de compartir y aprender y ser respetuoso con las redes de cada uno es entonces cuando no tengo ningún problema. Si tienen el mandato, o si se utilizan mis redes, mal uso o descontado, entonces me pregunto por qué estoy aún aprendiendo, trabajando allí?. (esto podríamos preguntárnnoslo en las UNIVERSIDADES de hoy en dia ¿Que hacemos allí si no se aprende para la sociedad del siglo XXI’

Por el momento, voy a fomentar y mantener mis redes, pero voy a tener cuidado en la forma en la mina como se utilizan dentro de mi organización y con qué propósito. Pero yo soy el que decide eso!

Para movernos en la red, para generar conocimiento y aprender….eso deberemos llevarlo a cabo aprendices, trabajadores….

1. Diferentes “métodos innovadores y contextuales” = el aprendizaje y el trabajo en la era de las redes y el empleo nunca serán estandarizados, lo que significa primero deshacerse de las descripciones de puestos y individuales evaluaciones de desempeño y el cambio a formas más simples a fin de organizar la complejidad.

2. Deberemos autoseleccionar las herramientas, segun las necesidades de cada momento, las características contextuales y personalizadas…” = alejándose de herramientas empresariales estandarizadas hacia una plataforma abierta en la que los trabajadores, prendices—, , pueden utilizar sus propias herramientas con el fin de ser artesanos del conocimiento.

3. “cooperación voluntaria” = disminuir el énfasis en el trabajo en equipo y la colaboración y fomentar mayor cooperación. De esa manera pasaremos de un trabajo PREDISEÑADO a otro CREATIVO y por tanto más motivador.

4. “deber de ser transparente” = pasar de ‘necesitan saber’ a ‘necesitar compartir’ especialmente para aquellos con responsabilidades de liderazgo, que deben entender que en la era de la red, la gestión es una función, no una carrera. La transparencia es, probablemente, el mayor reto para las organizaciones de hoy en día…universidades, emnpresas, organizaciones socio-politicas, económicas—-

5. “compartir nuestro conocimiento” = cambiar el entorno para que compartir su conocimiento no ponga a esa persona en una posición más débil de la organización. Un trabajador del conocimiento es una persona comprometida con la libertad para actuar. Premiar la organización (de red) es mejor que premiar a la persona, pero sólo si las personas se sienten capaces y pueden participar activamente en la toma de decisiones. Intrínseca, no extrínseca, la motivación es necesaria para el trabajo complejo y creativo.

Peter Drucker acuñó el término “trabajador del conocimiento”, de nuevo en 1959 como una manera de describir los trabajadores que participaron en la resolución de problemas no rutinarios. Creo que esta es una de las razones por qué las organizaciones-han creído que la formación tiene que ver con los trabajadores del conocimiento “transferencia de conocimiento” – verter conocimiento en la cabeza de la gente, lo que “creemos” que hacemos ahora, pero nada mas lejos de la realidad.

https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/trrabajadore…/ Trabajadores del conocimiento & Trabajadores del aprendizaje! (Ed Disruptiva) Juan Domingo Farnós Miró Los trabajadores del aprendizaje ya van un paso por delante de los del conocimiento.

Los trabajadores y los aprendices de hoy y de mañana se enfrentan a momentos de aprendizaje, pero necesitan más a menudo estar en un el contexto de trabajo, muy por encima de lo que están en el aula o en línea (elearning).

Contextos laborales donde las oportunidades de aprendizaje informal son la mejor de las soluciones de aprendizaje . Estas soluciones informales sirven mejor a las necesidades individualizadas, personalizadas y socializadoras , que se pueden ejecutar gracias a su inmediatez [urgencia para llevar a cabo] y poder asumir riesgos del cuando se requiere un rendimiento impecable.

Dentro de este nuevo Escenario que se está generando por la adquisición en nuestro ADN de las TIC, como un elemento más de nuestra manera de pensar y de actuar, obliga de alguna manera a una mezcla de lo que sería la Formación reglada y regulada y la educación que todos adquirimos sin darnos cuenta, la que está ahí con nosotros sin darnos ni siquiera cuenta. Este fenómeno es el más importante y que cambiará la Sociedad por entero, las tecnologías hacen que la sucesión de las cosas sean de otra manera que nada tiene que ver con lo que hacíamos antes de ellas.

Es precisamanete en esta dualidad donde quizás si el aprendizaje ya no sea un problema sino una solución a nuestras necesidades no solo en nuestro trabajo, sino en nuestra vida en general.

El aprendizaje informal es cada vez más no sólo “un aprendizaje”, sino también como un recurso que se utiliza ampliamente en el diseño de los procesos de aprendizaje. Objetivo de enfoques, métodos e instrumentos enumerados para crear un marco general adecuado para contextos no deseados o auto-organizados y auto-aprendizaje fuera de la responsable institucional.

Frente a todo lo que hemos expuesto lo que ya no tiene sentido es reponer posicionamientos REDUCCIONISTAS y PROTECCIONISTAS, ya que no se sostendrían de ninguna manera, aunque nos pusiéramos pusilámines en una concepción catastrofista de una sociedad “maquinizada” que no viene al caso o de una falta de preparación de las personas, lo cual aún es menos creíble des de el momento que las Tecnologías conviven con nosotros de una manera normal y generalizada.

Ya ni siquiera los postulados de muchos “prohombres” de la pedagogía que aclaman:” Más pedagogía y menos tecnología”, pues ni eso tienen sentido, la Sociedad es un mashup de circunstancias y de acontecimientos que todos se producen por efectos varios y donde todo es necesario y nada puede ser excluido, por todo ello, nada es superior a nada ni a nadie y cada aspecto es importante según lo que se necesite, cómo y cuando.

Esta pregunta ha oscurecido otras dimensiones. En esta perspectiva, es difícil explotar el potencial de la tecnología digital, porque lo mismo se hace con otras herramientas, lo que conduce a una degradación del aprendizaje. Este punto inicial continúa informando las políticas públicas de manera inadecuada. En lugar de instalar herramientas digitales para seguir trabajando de la misma manera que antes sería mejor gastar dinero para producir conectividad efectiva en las instituciones utilizando BYOD.

Si entramos en debate de como, cuando, donde y con qué utilizar herramientas digitales en la educación, en las aulas, en el aprendizaje formal, informal etc… es conveniente hacerlo, con diferentes herramientas que tengamos a nuestro alcance, pero también con diversos planteamientos socio-didácticos y pedagógicos:

-Modelo de integración de BYOD en lo que sería el contexto…

La combinación consciente del CONTEXTO, la computación ubicua y omnipresente proporciona para entornos que son capaces de adaptarse a las diferentes identidades y necesidades de usuarios y organizaciones, un aprendizaje permanente, personalizado y adaptable.

Necesitaremos instalaciones que hagan posibles el u-aprendizaje consciente del contexto que se apoya por medio de dispositivos móviles, wereables , redes inalámbricas, sensores…

Las instituciones educativas se encuentran en transición. Los cambios en el mundo productivo, la evolución tecnológica, la sociedad de la información, la tendencia a la comercialización del conocimiento, la demanda de sistemas de enseñanza-aprendizaje más flexibles y accesibles a los que pueda incorporarse cualquier ciudadano a lo largo de la vida, etc….están provocando que éstas instituciones de educación superior apuesten decididamente por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

El avance de las telecomunicaciones ha dado pie a la idea de incorporar estos recursos al proceso de formación. El reto actual que tienen las institucioneses situar las TIC como medio didáctico y analizar su aplicación educativa superando dificultades de diversa índole como pueden ser: falta de una estrategia institucional, fuerte resistencia del personal académico y administrativo y falta de previsión de costos implicados entre otros.

Importancia de la tecnología en el curriculum universitario…

En la actualidad, existe una escasez de estudios que de alguna manera articulen curriculum universitario y cambio tecnológico. Roberto Aparisi afirma que si bien la capacidad tecnológica es importante nos encontramos muy lejos de aprovechar su potencial, sin embargo, en el caso de México se observa una preocupación de los académicos por la incorporación de los avances de la ciencia y la tecnología. En diversos programas educativos, este aspecto aparece como un reto pero sin tener claro todavía como incorporar la dimensión tecnológica al curriculum.

Ljosa (1998) señala algunos puntos sobre los que las universidades se deben reflexionar:

a-El uso cotidiano de la tecnología en la vida laboral y en las profesiones hará necesario incorporar aplicaciones tecnológicas de forma mucho más amplia en los programas de educación y formación.

b-Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación harán posible organizar la educación de forma diferente y en particular reducir la proporción de la educación basada en el campus.

c-Esto puede conducir a nuevos modelos organizativos, tales como “organizaciones virtuales”, “comunidades virtuales” y consorcios que comparten estudiantes.

“¿Qué podemos hacer con estas técnicas en la pedagogía?

Si las organizaciones dejan de pensar tanto tiempo en los procesos y soluciones tecnológicas y descubren el potencial latente en los aprendices-empleados entonces el valor real y añadido, podría ser aprovechado a través de la Gestión Personal del Conocimiento . El objetivo es hacer que los trabajadores del conocimiento piensen más en la captura, el uso y el intercambio de conocimientos, y la maximización de su eficacia personal en la parte social y la construcción de relaciones, tanto internas como externas…

PKM También se trata de asumir la responsabilidad de su propio desarrollo personal y profesional. Esto significa ser un networker consumado, cómodo con la tecnología y – quizás lo más importante de todo – curioso. La Curiosidad alienta conexiones casuales y un deseo de entender el complejo mundo en que vivimos. Para dotarnos de los conocimientos necesarios para entender el entorno en que vivimos aprendemos y trabajamos, podemos tomar mejores decisiones, hacer crecer nuestra reputación y garantizar que seguimos siendo relevantes en la trayectoria de la carrera que hemos elegido para nosotros mismos. –

Las TICs (tecnología) son básicamente un lenguaje, de modo que se hace necesario trabajar estrategias de involucramiento entre toda la comunidad ediucativa, pero no apelando al discurso tecnológico, a las razones del mercado, a la conveniencia de hacer o no hacer determinadas elecciones, sino a reformular postulados de soberanía.

¿Qué estamos implicando cuando decimos que la escuela debe formar ciudadanía? ¿Quiénes son los sujetos reales de las políticas educativas? ¿Cuál es la función del Estado, de dónde no puede retirarse sin lesionar gravemente lo que dice la letra de la Ley de Educación, o por el contrario quitar las leyes de Educación y apostar por otro entramado más natural, más transversal y menos jerárquico?

¿Cuál es hoy la vía más efectiva para trabajar en esa dirección?… seguir con la indolencia actual que dan el acatamiento de unas leyes, lo cual nos tresulta muy cómodo, digámoslo claro, o emprender un reformulamiento profundo de la semántica de EDUCACIÓN, ver ahacia que camino queremos que vaya y algo importante, hacia donde no debemos ir…. el ying y el yang en esta ocasión son básicos, hemos teneido centurias de desorientación y de obediencia ciega, diría mejor SEGUIDISMO ACOMODATICIO, a unas circunstancias que al final del camino, en el cual ahora estamos, hemos acabado de cualquier manera, sin rumbo y encima adocentados y “mediocrizados”, el signo de nuestro tiempos…

La Tecnología está, bueno ya hace tiempo que convive con nosotros, pero afortunadamente nuca será Educación, la EDUCACIÓN somos nosotros, las personas, la sociedad y eso es lo que debemos tener claro y creernos de una vez que la Tecnología está ya en nosotros, forma parte de nuestro grupo sanguíneo y dudar esto hará que no avancemos, por tanto ya sabemos que hacer no?

Un enfoque constructivista creará un escenario apropiado para este tipo de pensamiento. En una clase constructivista, los docentes tienen la responsabilidad de cubrir cuatro roles principales:

Diseñador de Tecnología; Experto en Audiencia; Experto en Currículum; Experto en Proceso. 1. Diseñador de Tecnología  Aunque los docentes no necesiten saber todas las opciones de una herramienta digital (cómo cambiar los colores, en qué botón hacer un clic  para agregar una animación, etc.), sí necesitan entender el valor educativo de una herramienta digital o qué puntos fuertes presenta para influir positivamente en el aprendizaje. Necesitan saber de qué modo la tecnología puede ser usada para localizar las dificultades  que  los alumnos experimentan en relación al currículum.  Si el objetivo de un docente es “enseñar tecnología”, el potencial de la tecnología queda sin verse.  Y, probablemente, también se desaproveche la competencia central del docente.

Los docentes deben utilizar las habilidades que adquirieron luego de años de experiencia y ser diseñadores de experiencias de aprendizaje.  Norton y Wilburg (2003) identifican a un docente diseñador como aquel que reconoce la centralidad de la planificación, estructuración, abastecimiento y orquestamiento

2  y Scrimshaw argumentan que cuando la tecnología es usada como un dispositivo efectivo, el rol del docente y del alumno continúa siendo el mismo.  Cuando la tecnología es usada para extender el aprendizaje, el rol del docente como fuente de conocimiento es desplazado de alguna manera y comienza a tomar valor la independencia del alumno.

Cuando la tecnología es usada como un dispositivo transformativo, la diferencia entre docente y alumnos cambia, y toma importancia la comunidad de docentes y alumnos. 12del aprendizaje.  Argumentan que el rol del docente es diseñar experiencias de aprendizaje que permitan a los alumnos utilizar la tecnología para resolver problemas, desarrollar conceptos, y apoyar el pensamiento crítico, antes que usar la tecnología para adquirir conocimiento fáctico.  O dicho más directamente, los docentes necesitan crear actividades de aprendizaje que logren de sus alumnos aprendices activos, que utilicen la tecnología para desarrollar el conocimiento y la comprensión.

Una de las cosas principales que un docente debiera evitar es diseñar experiencias donde la tecnología haga algo para darle conocimiento a sus alumnos. Es importante que el diseño ubique a los alumnos en el control de la tecnología, no viceversa.  Si los alumnos se convierten en sirvientes de la tecnología percibirán que la tecnología sabe algo que ellos no, la computadora es vista como algo “mágico” y no como una herramienta que puedan usar para poner al descubierto el conocimiento (Schwartz en Perkins, 1995).

Hay muchas consideraciones para hacer cuando se diseñan experiencias de aprendizaje enriquecidas con tecnología, cosas que requieren que el docente tenga en cuenta en su clase.  Su expertise debe ser aplicada para diseñar y facilitar clases donde predomine el pensamiento, la creatividad, la reflexión, y no simplemente dónde y cuándo hacer clic. 2. Experto en Audiencia  Otra competencia central que los docentes deben aportar a una clase donde se integra la tecnología, es el conocimiento de sus alumnos y sus distintas habilidades.

Específicamente, ¿Cuáles son sus intereses y qué es lo que los motiva acerca del aprendizaje? Además, ¿en qué componentes del curriculum encuentran dificultades y qué nivel de andamiaje es necesario para acortar la brecha entre lo que actualmente saben y lo que necesitan comprender?   Los docentes deben considerar cómo asignar distintos roles a sus alumnos para que revelen su potencial propio y sus conocimientos. Sandholtz, Ringstaff, y Dwyer (1997) encontraron que los docentes dieron cuenta de incrementos beneficiosos en la colaboración e interacción entre los alumnos cuando la tecnología era integrada en sus clases.  “Aparentemente tanto docentes como alumnos pueden sacar provecho del conocimiento y expertise de algunos alumnos, expandiendo además de este modo cada vez más la participación de estos alumnos en clase”. 133. Experto  en Currículo

Es esencial que los docentes estén familiarizados profundamente con el currículo, tanto en su contenido como en la concatenación de los mismos.  Los docentes deben estar atentos a las comprensiones de sus alumnos así como también a los errores conceptuales, además de identificar aquellas áreas del currículo donde los alumnos tengan una dificultad particular.  Como expertos en currículo, los docentes deben comprender cómo introducir efectivamente “trozos” del mismo que promuevan en los alumnos nuevas comprensiones.

El proyecto de Enseñanza para la Comprensión, llevado adelante por investigadores de Harvard, reveló dos rasgos recurrentes del currículo que fomentan la comprensión (Wiske 1998).  Uno es que el currículo debe cumplir con las necesidades, intereses y experiencias de los alumnos. El segundo rasgo es que el currículo debe lograr algo más que dar información, debe empujar a los alumnos a pensar en profundidad y a conectar las ideas con otras áreas de la indagación.  Los investigadores de este proyecto apoyan la idea de la necesidad que el currículo sea personalizado para grupos particulares de alumnos, y para asegurar la equidad y legitimidad a través del respeto a un currículo estandarizado.  Ellos creen que los docentes juegan un rol central en el modelado del currículo para que cumpla con las necesidades y requerimientos de los alumnos.

El docente como experto en el currículo debe sentirse libre para poder crear experiencias de aprendizaje constructivistas que cumplan los requerimientos del currículo, y ser capaces de considerar dónde es apropiado integrar la tecnología para promover la comprensión.

4. Expero en Proceso Es un gran desafío el poder lograr procesos y estrategias de enseñanza efectivos para una clase constructivista, que requiera de prueba y error y posterior reflexión.

En una clase constructivista, el docente no es simplemente quien les dice a los alumnos lo que deben saber. Es, en cambio, quien debe ayudar al alumnos a articular lo que deben saber y cómo lograr saberlo y cada vez mejor.  El docente es un facilitador, un  coach, y un mentor cognitivo.  Cambian el rol desde uno central donde deben modelar la situación problemática a resolver, hasta un rol periférico donde deben alentar a los alumnos a interactuar entre ellos y a construir su propio conocimiento

Los docentes pueden mostrar a sus alumnos vías para descubrir qué es lo que no saben y utilizar nuevo conocimiento para resolver el problema.  De esta manera, el docente está modelando su propio proceso de pensamiento.  También aquí podemos hablar de las decisiones acerca del uso apropiado de la tecnología.

Es importante que los docentes puedan exponer a sus alumnos a una variedad de tecnologías que sean apropiadas para cada caso, y que ilustren las bases para decidir dónde y cuándo implementar determinada herramienta tecnológica.  Este modelo pone al descubierto cierto tipo de creencias erróneas acerca de que la tecnología ayuda a los alumnos a ser consumidores inteligentes de tecnología.  Quizás como muchos docentes ya lo han experimentado, hay una rutina logística a llevar a cabo en la planificación del uso de la tecnología en el aula.

Quizás haya que reservar un espacio determinado, cargar determinado software, reservar equipamiento, etc. Bastante a menudo además, alguna parte de la tecnología falla o no se comporta del modo esperado.  Burbules y Callister (2000) lo dicen: “el potencial de las nuevas tecnologías incrementa la necesidad de ser creativos, de planificar cuidadosamente y de enfrentarse a nuevos e inesperados desafíos”.

El Rol del Alumno Así como el rol del docente debe cambiar en las  aulas en las que se integran tecnologías, el rol del estudiante también. Los estudiantes necesitarán tomar dos roles importantes: deberán ser aprendices activos y consumidores inteligentes de tecnología.

1. Aprendices activos Los estudiantes no pueden seguir siendo receptores pasivos de información.  En una enseñanza constructivista se espera que se involucren activamente y sean responsables de su propio aprendizaje.

Necesitan estar  motivados en la construcción de  conocimiento y deseosos de incursionar en el conocimiento compartido por sus compañeros de clase.    El estudiante, no el docente, se transforma en el foco del proceso de aprendizaje.  Algunos docentes  son escépticos con respecto a la habilidad de los estudiantes para asumir un rol central en su propio aprendizaje.

Probablemente recuerden visiones de los estudiantes salteándose las clases o copiándose la tarea.  También los docentes pueden recordar aquellos estudiantes que generalmente completan toda la tarea que se les ha 15asignado, pero por el simple hecho de finalizarla, no con el fin de  desarrollar o profundizar su comprensión. Estas estrategias minimalistas que apuestan a  combatir el sistema no funcionan  en un contexto constructivista ya que la construcción del conocimiento es mucho más importante que  la transmisión del mismo. Los docentes se preocuparían por el posible fracaso de los estudiantes, si se les pidiera que tuvieran que asumir la responsabilidad por su propio aprendizaje.

En el proyecto ACOT los investigadores observaron que inicialmente, los estudiantes no estaban  habituados  a pedir ayuda a sus pares pero que rápidamente prefirieron aquellos métodos de enseñanza que requerían una participación activa en vez de pasiva.  A medida que los estudiantes tuvieron una mayor responsabilidad  en su aprendizaje, se sintieron más dueños de este proceso

2. Consumidores “inteligentes” de tecnología Burbules y Callister (2000) nos recuerdan que los estudiantes deben ser reflexivos y críticos acerca de la tecnología, y deben estar preparados para la posibilidad de que los beneficios obtenidos de la tecnología puedan estar atenuados por los problemas imprevistos y las dificultades que se crean por su uso. Es importante que los estudiantes puedan ver que hay ocasiones en que la tecnología es útil y otras en que no lo es. En resumen, el estudiante es responsable en tomar una decisión crítica de cuándo y si la tecnología debe ser utilizada. Sería aún más beneficioso si también pudieran determinar qué tecnología sería más efectiva para promover comprensión.

Conclusión La tecnología es un recurso poderoso que puede tener un gran impacto en la comprensión. El simple hecho de integrar tecnología en la clase crea nuevas condiciones para enseñar y aprender, forzando a alumnos y docentes a abordar la enseñanza y el aprendizaje de una manera diferente.

Sin embargo, si la diferencia produce un nivel  alto o profundo de comprensión depende de la pedagogía que se utilice. La pedagogía tradicional ha probado ser un método ineficaz.  Los estudiantes simplemente aprenden  a realizar sus trabajos rápidamente y a repetir la información en una prueba.  Una pedagogía constructivista crea la mejor posibilidad para  lograr un aprendizaje significativo.

El aprendizaje basado en la indagación, centrado en el alumno, crea un escenario activo y  reflexivo para desarrollar comprensiones profundas. Es inteligente y responsable el explotar los puntos de influencia de la tecnología para localizar áreas de dificultad en el currículum.. Los docentes y los alumnos deberán asumir nuevos roles y nuevas responsabilidades en una clase que integra tecnología con una pedagogía constructivista, pero los beneficios educativos son prometedores.

http://www.slideshare.net/anarossaro/educacion-20-las-tics-y-el-nuevo-paradigma-educativo El nuevo paradigma educativo 2.0

http://issuu.com/erubioroyo/docs/articulo_enrique_rubio_royo Nuevos roles y paradigma en una nueva sociedad y educación 2.0.

http://aprender20.com/?p=50 Aprendizaje 2.0

Anuncio publicitario