JUANDON

VENTAJAS:
Formar a los futuros profesionales, en conocimientos y habilidades de alto nivel, es decir contar con la capacidad de manejar información, aplicar conocimientos y aprender del propio trabajo desarrollado.
Desarrollar proyectos (para fomentar la creación de nuevos productos, servicios y procesos industriales), apoyándose en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.
Organizar propuestas curriculares interdisciplinarias, y desarrollar proyectos pedagógicos orientados a la solución de problemas, de diferentes contextos.
Permitir que los estudiantes, gestionen en forma integral el desarrollo de los proyectos pedagógicos desde las dimensiones administrativas, financieras, de diseño, trabajo de prototipos y evaluación.
Desarrollar propuestas educativas duales donde participen empresarios, sector oficial y otras organizaciones.
Garantizar el trabajo en Red, la nueva economía del conocimiento exige del trabajo de redes virtuales, sociales y empresariales; situación que está generando nuevas relaciones y estructuras organizativas.
Desarrollar propuestas educativas conectadas a las necesidades y requerimientos de los sectores económicos y sociales, así los estudiantes tienen asegurado el éxito profesional.
Los aprendizajes responden a necesidades de la vida real, donde puedan proyectar sus capacidades, habilidades y potencialidades, con mayor facilidad.
La formación técnica profesional y tecnológica estrecha su articulación con la solución de problemas tecnológicos en cualquier sector de la producción de bienes y servicios (industrial, agropecuario, de la minería, del petróleo, de la salud, de la educación).
DESVENTAJAS
A pesar de los esfuerzos realizados, las entidades que ofrecen educación  técnica y tecnológica,  se han dedicado a formar para oficios u ocupaciones de bajo nivel de calificación, con lo cual no logran insertarse en una tradición intelectual,  seria en materia de la técnica y la tecnología.
Las instituciones técnicas profesionales y tecnológicas se caracterizan por ser de poco tamaño; exigir menores requisitos de ingreso, como el puntaje del examen del ICFES, y tener escasa cobertura en la educación superior.
La formación que ofrecen esas instituciones en ocasiones carece de bases científicas, humanísticas y metodológicas, dado lo cual su aporte al desarrollo nacional en términos de productividad científica y tecnológica es casi nulo -por lo menos a la luz de las estadísticas conocidas-.
Estas «carreras» no poseen un estatus reconocido; ellas se nutren sobre todo de la demanda que implica un número creciente de  bachilleres que aspiran a la universidad pero no logran los necesarios puntajes en el ICFES. Quizá por ello con el correr del tiempo se han vuelto una opción de segunda clase.
Los factores que explican esta situación son múltiples y van desde una carencia de identidad clara de la oferta que ofrecen estas instituciones, hasta la falta de normas que contribuyan a consolidarla, pasando por la poca valoración que entre nosotros tiene la educación técnica y tecnológica.

http://eduvirtualyciberpragmatica.blogspot.com/2010/11/ventajas-y-desventajas-de-la.html

Anuncio publicitario