Archivos de etiquetas: evaluación inclusiva

EVALUACIÓN INCLUSIVA (e-learning-inclusivo y rúbricas)

http://juandon.ning.com/profiles/blogs/elearninginclusivo-propuesta-1 Rubrica e-learning-inclusivo

http://juandon.ning.com/profiles/blogs/elearninginclusivopropuesta-de Rubrica de materiales de formacion

http://juandon.ning.com/profiles/blogs/elearninginclusivopropuesta-de Rubrica de Redes Sociales

Evaluación inclusiva
Allende de las diferentes posibilidades de evaluación inclusiva, ofrecidas
por las posibilidades del educando en optar tanto por las actividades como por
las herramientas para la interactividad, que permitan que el educador acompañe
el desarrollo del aprendizaje de cada alumno, sugerimos la incorporación del
portafolio como un instrumento imprescindible para la autoevaluación.
A través del portafolio, el educando va a poder analizar su propio
proceso de desarrollo cognitivo, transformándose, segundo Valle (2002:76), en
un instrumento de reflexión:
“Lo que particulariza el portafolio es el proceso constante de reflexión,
de contraste entre las finalidades educativas y las actividades realizadas
para su consecución, de evaluación de la forma, como cada alumno
explica su propio proceso de aprendizaje o sus dudas y dificultades con
relación al contenido trabajado”.

Para su utilización en EVA, el portafolio precisa ser fundamentado por
una propuesta no linear de enseñanza y aprendizaje, y que para Agra y otros
(2003), implica en la participación del propio alumno en el desarrollo de los
trabajos, constituyéndose en:
- Un instrumento del alumno, siendo que el sentido, de cómo reflejará la
trayectoria y los elementos que incluirá, sea decidido por él mismo.
- Un procedimiento dónde el alumno recogerá evidencias de su
aprendizaje que deberán estar acompañadas por una reflexión del
valor que tienen los documentos para cada uno de ellos.

- Una práctica dónde cada alumno elige la forma de presentar y representar
su propio instrumento.
- Un instrumento que debe estar integrado por el diario de campo,
carpeta de proyectos, testimonios, reproducciones y otros
documentos.
A través de la incorporación reflexiva de documentos, el portafolio hace
parte de la trayectoria cognitiva del estudiante y apunta evidencias para la
intervención del educador, contribuyendo para un proceso interactivo de
aprendizaje, donde el alumno es sujeto de su propio aprendizaje.

Consideraciones finales
Los EVA han construido una historia basada en las posibilidades de
comunicación bidireccional ofrecidas por los avances técnicos científicos. En esa
trayectoria de transformaciones, estamos actualmente delante de posibilidades
inéditas de comunicación sincrónica y asincrónica que pueden contribuir
significativamente para propuestas educativas inclusivas que superan un
carácter eminentemente técnico.
Para tanto, se hace necesario planificar la disposición de contenidos con
la perspectiva de proporcionar estrategias que consideren la especificidad de
cada participante y que permitan la articulación entre los conocimientos previos
de los alumnos y los conocimientos científicos que precisarían ser apropiados.
La organización de estos momentos debe contemplar una propuesta
secuencial que articule las actividades y que proporcione momentos interactivos
para que los alumnos avancen y amplíen el conocimiento a través de un proceso
permanente de acción-reflexión-acción, permitiendo al estudiante su desarrollo
en un ambiente en que al mismo tiempo que aprende, comparte, siendo que su
inclusión se vuelva viable por el ofrecimiento de actividades interactivas y por un proceso evaluativo inclusivo y permanete.

Juandon

E-LEARNING-INCLUSIVO (evaluación inclusiva)

http://www.um.es/ead/red/M6/dorrego.pdf

Evaluación inclusiva
Allende de las diferentes posibilidades de evaluación inclusiva, ofrecidas
por las posibilidades del educando en optar tanto por las actividades como por
las herramientas para la interactividad, que permitan que el educador acompañe
el desarrollo del aprendizaje de cada alumno, sugerimos la incorporación del
portafolio como un instrumento imprescindible para la autoevaluación.
A través del portafolio, el educando va a poder analizar su propio
proceso de desarrollo cognitivo, transformándose, segundo Valle (2002:76), en
un instrumento de reflexión:
“Lo que particulariza el portafolio es el proceso constante de reflexión,
de contraste entre las finalidades educativas y las actividades realizadas
para su consecución, de evaluación de la forma, como cada alumno
explica su propio proceso de aprendizaje o sus dudas y dificultades con
relación al contenido trabajado”.

Para su utilización en EVA, el portafolio precisa ser fundamentado por
una propuesta no linear de enseñanza y aprendizaje, y que para Agra y otros
(2003), implica en la participación del propio alumno en el desarrollo de los
trabajos, constituyéndose en:
- Un instrumento del alumno, siendo que el sentido, de cómo reflejará la
trayectoria y los elementos que incluirá, sea decidido por él mismo.
- Un procedimiento dónde el alumno recogerá evidencias de su
aprendizaje que deberán estar acompañadas por una reflexión del
valor que tienen los documentos para cada uno de ellos.

- Una práctica dónde cada alumno elige la forma de presentar y representar
su propio instrumento.
- Un instrumento que debe estar integrado por el diario de campo,
carpeta de proyectos, testimonios, reproducciones y otros
documentos.
A través de la incorporación reflexiva de documentos, el portafolio hace
parte de la trayectoria cognitiva del estudiante y apunta evidencias para la
intervención del educador, contribuyendo para un proceso interactivo de
aprendizaje, donde el alumno es sujeto de su propio aprendizaje.

Consideraciones finales
Los EVA han construido una historia basada en las posibilidades de
comunicación bidireccional ofrecidas por los avances técnicos científicos. En esa
trayectoria de transformaciones, estamos actualmente delante de posibilidades
inéditas de comunicación sincrónica y asincrónica que pueden contribuir
significativamente para propuestas educativas inclusivas que superan un
carácter eminentemente técnico.
Para tanto, se hace necesario planificar la disposición de contenidos con
la perspectiva de proporcionar estrategias que consideren la especificidad de
cada participante y que permitan la articulación entre los conocimientos previos
de los alumnos y los conocimientos científicos que precisarían ser apropiados.
La organización de estos momentos debe contemplar una propuesta
secuencial que articule las actividades y que proporcione momentos interactivos
para que los alumnos avancen y amplíen el conocimiento a través de un proceso
permanente de acción-reflexión-acción, permitiendo al estudiante su desarrollo
en un ambiente en que al mismo tiempo que aprende, comparte, siendo que su
inclusión se vuelva viable por el ofrecimiento de actividades interactivas y por un proceso evaluativo inclusivo y permanete.

Juandon

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 18.238 seguidores