Juan Domingo Farnós

La comprensión que tienen los estudiantes de las tecnologías de información y comunicación (TIC) va más allá de la idea tradicional que se tiene sobre las tecnologías. Estos dispositivos son utilizados por la generación más joven en forma versátil y cambiante, como herramientas para comunicar, compartir, crear, etc. Estos dispositivos digitales son “invisibles” para los jóvenes estudiantes, porque lo que realmente les importa es lo que pueden hacer con estos instrumentos (Tapscott, 2008). En este sentido, un creciente reto que enfrenta el sector de la educación es la necesidad de actualizar los conocimientos de los docentes, sus estrategias pedagógicas, así como sus competencias en el uso y también en la comprensión de las TIC.

¿Cuál es la relación entre el “aprendizaje invisible” y “aprendizaje informal”?

La evolución de las tecnologías y, muy especialmente, de Internet, ha dinamitado los «privilegios» de quienes antaño podían acceder a la Educación. El imperio de los «listos» y el de los «adinerados» ha caído. De modo que, hoy por hoy, cualquiera puede llegar a ser «listo»; y el valor del dinero ya no es la «referencia fractal» que determina quién se educa y quién no.

Ante este panorama, el aprendizaje continuo es un requisito previo para hacer frente a la generación de bienes basados en el conocimiento. Esto hace que los enfoques, los métodos y las herramientas para apoyar las soluciones de trabajo y al trabajador del conocimiento siempre estén orientadas hacia la promoción del aprendizaje informal en el lugar de trabajo.

Pero, por supuesto, también se aprende de manera informal en muchos otros lugares:

  • Con la familia.
  • Practicando actividades de ocio.
  • Durante esas fases de la vida que acontecen antes y después del periodo de empleo.

Vivimos la red. Por tanto, nuestro «mundo vivo» se convierte en un lugar de aprendizaje y exige nuevos enfoques, métodos y herramientas que –nos guste o no–, dan forma al aprendizaje.

De hecho, la lista de métodos e instrumentos hemos de concebirla como un listado abierto –nunca cerrado– que, por definición, no puede presentar un alto grado de exhaustividad. En efecto, va a crecer con el tiempo; y los editores de este sitio estarán más que satisfechos de recibir nuevas sugerencias sobre enfoques, métodos e instrumentos novedosos o alternativos que habrán de ser contemplados.

1. PREÁMBULO

Con respecto a la cuestión de la «EDUCACIÓN», se produce un debate que arranca de la centuria anterior (s. XX) y entronca con el desarrollo de nuevas perspectivas sobre la «educación de adultos» –que adquieren carta de naturaleza en los años cincuenta del siglo pasado–, a saber:

  • Debate:

Educación Informal.

Educación de Personas Adultas.

Estos términos se retoman, con posterioridad, para ser aplicados a nuevos contextos relativos a EDUCACIÓN. Así ocurre en las organizaciones internacionales como UNESCO, UNICEF, o el BANCO MUNDIAL; que los utilizan –en los años setenta y ochenta– sólo para «entrar en materia» y dar inicio a los primeros debates científicos.

COMISIÓN FAURE ǀ UNESCO

«El aprendizaje informal abarca aproximadamente el 70% de los procesos de aprendizaje humanos.»

La Comisión solicita que se tenga presente la importancia de este tipo de aprendizaje y la creación de condiciones que hagan más fácil su implementación (Faure, 1972).

COMISIÓN DELORS ǀ UNESCO

Hasta mediados de los años noventa, el marbete «Aprendizaje Informal» se limita, principalmente, a los países de habla inglesa, como EE.UU., Canadá, Inglaterra y Australia. Aunque es recuperado en Alemania en el contexto de los discursos de desarrollo inspirados en la educación y en las relaciones Norte-Sur; pero esto no se ha traducido en una percepción más amplia.

PEKKA HIMANEN

El aprendizaje informal es algo que relaciona con la manera en que trabaja un hacker (‘persona con conocimientos informáticos’ –distinto de aquel que intenta sabotear algo–), donde el conocimiento se basa en la exploración y el compartir la información.

MARÍA VICTORIA MINETTI

2. SIMULADORES

El show de Truman (una vida en directo)

Se entiende por simulador la representación de un escenario que imita a la realidad haciendo posible la reproducción de lo cotidiano. Hay experiencias de la vida real que serían muy costosas de llevar a la práctica. Los simuladores virtuales de aprendizaje favorecen la adquisición del SABER HACER, que es lo más difícil de adquirir en el mundo real.

Es decir, que la posibilidad de recrear la situación supone que quien está participando de la actividad desarrolla ciertas competencias, por lo que la formación con simulador puede ser muy apropiada para llevar a cabo un entrenamiento donde además se evitan situaciones complejas. No es tan oneroso para una empresa realizar este tipo de capacitación, ni humanamente perjudicial. Además, los docentes pueden plantear situaciones variadas y crear distintas estrategias que supongan un ciclo de acción-reacción.

En lo que respecta al estudiante, puede captar inmediatamente las consecuencias de su acción, y también se pueden emplear distintas dinámicas de grupo, de manera síncrona y asíncrona, e incentivar el sentimiento de pertenencia de sus integrantes. Por otro lado, equivocarse no supone una pérdida de dinero, o del puesto laboral o de prestigio, sino que el alumno es incentivado para que continúe intentando progresar.

En la nota publicada en la web de LEARNING REVIEW titulada «La capacitación en su máxima potencia», se establece al respecto que:

«Las personas aprenden experimentando en entornos simulados el funcionamiento de los sistemas que manejan en la realidad. Elaboran decisiones y las aplican, observan e interpretan los resultados, prevén la ocurrencia de situaciones nuevas, enfrentan imprevistos, detectan problemas y deciden acciones para resolverlos. Así, adquieren una valiosísima e irremplazable experiencia que les permite dominar los sistemas y procesos con los que trabajan».

María Victoria Minetti

Si tenemos claro que el LEARNING IS THE WORK es la única salida, tanto para la educación, como para el trabajo, puesto que comenzamos a gestionarlos de manera diferente; resulta evidente que nuestra meta apunta hacia la sostenibilidad. De este modo, la fusión entre enseñanza-aprendizaje y trabajo provoca que, en lugar de producirse una escisión entre «trabajadores» y «parados», el istmo desaparezca a causa del valor añadido que ofrece la adopción de nuevos planteamientos.

De esta nueva concepción de enseñanza-aprendizaje, emergen una serie de herramientas de apoyo laboral. Todo ello permitirá al «aprendiente en el trabajo» (Learner at the work) que en lugar de almacenar su conocimiento solo en la memoria, pueda utilizar herramientas de rendimiento para completar tareas en su trabajo. De suerte que, cuando necesite mejorar, dispondrá de la retroalimentación adecuada, al momento.

Además de servir para el aprendizaje, estas herramientas de simulación, realidad virtual y rastreo de datos y metadatos también se pueden configurar para la aplicación práctica (en el ámbito del trabajo). En concreto, para proporcionar un flujo de METACOGNICIÓN; esto es, información dirigida a aprendientes y trabajadores. Esta retroalimentación es importante, ya que proporciona datos sobre qué cosas se están haciendo bien, y dirige la atención hacia información clave que normalmente podría pasarse por alto.

3. METACONECTIVIDAD

Muchos de estos factores pueden no ser evidentes para todo estudiante; sin embargo, son fundamentales para su éxito. Además, estos dispositivos pueden apoyar el aprendizaje al proporcionar información adicional acerca de su contenido.

Una aplicación útil de esta función es la de utilizar los objetos animados en 3D para que puedan ser manipulados por los estudiantes, como entrenamiento de aprendizaje y entrenamiento en la práctica de su trabajo.

Otra aplicación consiste en simular eventos para la participación e interactividad de los aprendientes. Esta información adicional puede proporcionar la repetición y la práctica cuyo contenido se debe aprender.

Todo ello favorece la sinergia que resulta de la conexión permanente de un grupo, lo que permitirá a sus miembros concentrar esfuerzos y pensamientos en un objetivo. Esta «mente-colmena» procesa, distribuye y recibe órdenes a tiempo real. Como las conexiones de red y los perfiles de datos continúan creciendo, los «aprendientes en el trabajo» (todavía no tenemos un nombre específico) obtendrán una fuerte potenciación de habilidades. Así, mediante el uso del contexto (qué han completado, qué están haciendo, qué están programados para hacer) pueden aportarse –«push/pull»– medidas para proporcionar contenido relevante a sus entornos inmediatos.

En el futuro del Aprendizaje en el trabajo, las resistencias a cambiar, a opinar, a contradecir, a aportar… no constituirán un handicap, sino una necesidad (de mejora). Como es obvio, el intercambio de ideas no precisará de tiempos largos, sino que sobrevendrá al instante. Del mismo modo, los programas inteligentes acusarán esta transformación ofreciendo información simultánea al proceso que la genera. APARECERÁN ALARMAS, tanto para aprendientes y trabajadores, como para expertos.

Estos retos nos llevan a pensar en nuevos perfiles de profesionales. Hacen falta perfiles híbridos digitales-analógicos que sean capaces de traducir conocimiento de una comunidad a otra y que puedan generar valor al momento de conectar conocimientos. Necesitamos de habilidades multiplicadas y desarrollo de actitudes creativas, las cuáles se presentan como elementos claves. Es necesario a pensar en un aprendizaje mejorado, que no se limite a una disciplina o certificación, sino que sea permanente, distribuido y escalable, cuya trazabilidad esté en manos de la mayor parte de la población, cada uno con sus características…

Esta evidencia es convincente, pero lo que está claro es que el estado de la investigación en este campo todavía tiene que encontrar maneras efectivas y eficientes de muestra (por ejemplo, a través de productos de trabajo del alumno, tener la suficiente capacidad de encontrar caminos alternativos a las posibles respuestas con otras preguntas..

El impacto directo que la computación o la mejora de la enseñanza y el aprendizaje a través del uso de computación tiene todavía un gran recorrido que no nos podemos ni debemos perder.

Uno de los aspectos a mejorar es la relación entre investigación y docencia y es necesario analizar el impacto y el potencial de la transformación en diferentes conjuntos de variables, incluyendo las habilidades cognitivas del estudiante, el compromiso con el material, la motivación para participar en el aprendizaje, el desarrollo social, la pedagogía de la enseñanza, entre otros, a falta de coherencia en la definición de estas variables o en la investigación a través de las instituciones.

Hoy es fundamental analizar nuevas perspectivas para pensar el aprendizaje a la luz del acceso abierto y distribuido al conocimiento. La idea es sumergirnos en sus luces y sombras, la línea es difusa y las tecnologías son invisibles y naturales, para que su verdadera ayuda sea adecuada a las necesidades personalizadas y personales de las personas…

A más de 10 años de que el Massachusett Institute of Technology (MIT) (MOOCs) anunciara su proyecto de ‘abrir’ sus cursos, sin costes ni matrículas es importante analizar qué ha pasado y qué no ha ocurrido desde entonces hasta la fecha, tanto en el mundo de la educación como en otros planetas cercanos.

Tras explorar las profecías de una educación para el futuro, recargada de pantallas y cables, es necesario pensar en el enorme rezago que existe entre las necesidades que establece nuestra sociedad actual y la resistencia al cambio que afecta a muchas vertientes de la educación.

A pesar de los muchos artilugios, licencias y de profesar a los cuatro vientos el discurso tecno-determinista de que las TIC salvarán a la educación del mañana, aún existen un importante número de instituciones educativas que conciben la enseñanza y la gestión a la vieja usanza (de manera lineal, meritocrática y con fuertes dosis de inmovilismo)….

  En esta exploración nos preguntamos no sólo porqué la resistencia al cambio de las organizaciones educativas sino que buscamos hacer un zoom a aquellos espacios de exploración que sí están abriendo oportunidades que son importantes de incluir en el radar.Para ello, se plantea un travelling de tendencias que incluye la apertura radical al conocimiento, donde  l”a evolución biológica puede ser hackeada por la mente humana y su esparcimiento viral; las ideas están vivas y en perpétuo cambio… “(open y self-publishing, open educational resources); nuevas formas de certificar conocimiento (open badges, open educational practices); nuevos perfiles (desing thinkers, digital curators, digital yonkis); cursos masivos abiertos (massive online courses, peer assessment); nuevas tipologías de habilidades (transmedia skills); investigación abierta y distribuida (open dataentre otros. 

“Transmedia storytelling represents a process where integral elements of a fiction get dispersed systematically across multiple delivery channels for the purpose of creating a unified and coordinated entertainment experience. Ideally, each medium makes its own unique contribution to the unfolding of the story.” –  Henry Jenkins, Sandbox Summit 2010

La palabra “omnipresente” puede definirse como “existentes o estar en todas partes al mismo tiempo”, constantemente se encontró, y se ha generalizado. Al aplicar este concepto a la tecnología, el término omnipresente implica que la tecnología está en todas partes y la usamos todo el tiempo. Porque de la capacidad de penetración de estas tecnologías que tienden a usarlas sin pensar en la herramienta, hace que esta naturalidad potencie el aprendizaje, lo que hace que nos podamos centrar en las tareas, haciendo que la tecnología invisible haga más visible lo que pretendemos conseguir.

4. PREVENCIÓN DE RIESGOS

La sociedad moderna tiene como uno de sus principales intereses el enfrentamiento a los riesgos que afectan a su seguridad. De esta manera, es importante la búsqueda de alternativas que permitan el tratamiento de estos riesgos de manera consciente y razonada. De aquí que una de las técnicas más utilizadas hoy, en gran parte del mundo, sea la adopción de planes que posibiliten detectar, evaluar y abordar los riesgos de pérdida a los que se enfrenta la empresa moderna.

Para cumplir ese objetivo el analista de riesgos despliega acciones propias de dirección y gestión. Como parte fundamental de esa labor directiva, debe procurar la máxima coordinación con todas las áreas operativas de la empresa. (REDARQUÍA.)

Una de las actuaciones de análisis y supervisión de riesgos más efectiva está constituida por la realización de Auditorías, herramientas fundamentales para la comprobación del cumplimiento de los planes de seguridad, y base de la mejora permanente de los mismos, refiriéndonos con ello a una gestión inmediata (asíncrona) y muy visual y transparente de todas las acciones de aprendizaje, laborales… que se estén llevando a cabo.

La auditoría es una herramienta fundamental en el tratamiento de los riesgos, ya que es una función independiente, ubicada dentro de cualquier organigrama, formal y/o informal, con la finalidad de verificar si las actividades se están realizando de acuerdo con las normas y procedimientos establecidos por los niveles de dirección y si responden a los mejores métodos de operación y control.

Este proceso de acción-reacción inmediatas nos dará una mayor responsabilidad y, por tanto, un más que notable compromiso en nuestras acciones.

5. RETROALIMENTACIÓN INCLUSIVA

En lugar de trabajar en diferentes partes de un mismo proyecto, los aprendientes que acometen cada paso del proceso de innovación en conjunto, aprovechan sus diferencias, como si de una especie de motor creativo se tratase:

«El proceso de pensamiento de diseño se convierte en un pegamento que mantiene juntos los equipos».

Esto permite a los estudiantes dar rienda suelta a sus ideas, avanzar a base de «saltos intuitivos», adoptar nociones de pensamiento lateral, e incorporar nuevas maneras de «mirar» viejos problemas –i.e.: ‘inclusividad’–.

De manera tradicional, las sociedades e individuos han adoptado un patrón de aprendizaje cuya vigencia ha sido perpetuada y mantenida, a excepción de ciertas interrupciones provocadas por ciertos períodos de innovación –que no parecen haber supuesto una estímulo de cambio– auspiciados, en gran medida, por el impacto de eventos externos. Incluso, hasta el momento presente, la humanidad sigue esperando acontecimientos y crisis que catalicen o impongan este aprendizaje primitivo por shock (disruptivo).

Todo ello nos hace ver –de una manera más clara– la crisis de la educación convencional: acción centrada, principalmente, en el aprendizaje de mantenimiento, que:

  • Bloquea la aparición de aprendizaje innovador.
  • Hace a la humanidad más vulnerable a los «golpes».
  • No acierta a ofrecer las claves necesarias para combatir la incertidumbre global.

La condición humana ha cambiado radicalmente en los últimos 100 años y las instituciones educativas, formales e informales, no; lo que dificulta:

  • La extensión de su tiempo de vida (necesidad de existencia)
  • La necesidad de re-educación (en términos de innovación)

La educación es un pilar básico que puede generar una transformación social, pero no como «educación» en sí misma, sino como un proceso mental y efectivo de las personas que se sienten:

  • Innovadoras.
  • Disruptivas.
  • Capacitadas para establecer mecanismos de mejoras en cualquier momento y situación –adaptadas a cada persona y contexto–.

La educación no debe favorecer modelos de segregación. Más bien, debería impulsar el desarrollo de paradigmas constructivos que aboguen por integrar la diversidad de pensamiento. La educación no está para defender a nadie ni a nada, sino para construir puentes. Nadie puede pretender lo contrario.

No se puede aspirar a construir identidades de poder; ni –a los que se sienten inferiores– escudos protectores que les parapeten en el inmovilismo. Eso no es educación. Por tanto, debemos permanecer siempre alerta y preparados para cualquier posible eventualidad; y, al tiempo, talentosos y seductores

Releyendo a John Hattie y su “aprendizaje visible”, supongo que sabréis enseguida porque lo hago, evidentemente porque busca las mejoras estrategias para el aprendizaje dentro del aula, se basa en el alumno, eso seguro, implica al docente para que se ponga en la piel de los aprendices…

En 2011, Hattie publicó una secuela Learning Visible para Docentes en la que resumió las intervenciones más exitosas se encuentran en su estudio y le ofreció guías prácticas para la implementación de la enseñanza visible en el aula aula.

Por tanto soy poco sospechoso de ser su seguidor, aunque siempre me ha interesado sus puntos de vista porque para mi significan uno de los mejores “puentes” para pasar de la educación formal en el aula a la informal y/o abierta, inclusiva y ubícua, que siempre he defendido…

Por ejemplo me gusta el tema de la EVALUACIÓN, que como saben estoy especialmente implicado…https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/evalu…/—-John dice que la calidad de la retroalimentación depende si los docentes cambian su concepción de lo que son y como actúan…

Dice que los docentes deben saber lo que sus estudiantes pueden o no hacer y por encima de todo lo que pueden hacer mejor, …eso proporcionará la retroalimentación adecuada…Bien se parece a la búsqueda de la Excelencia personalizada, pero obviamente él siempre se constriñe a lo formal y cautivo de los currículums, y nosotros estamos fuera de estos conceptos, nos movemos por el interior de la sociedad.

Es fundamental contar con objetivos debidamente desafiantes para que la cantidad y la direccionalidad de la retroalimentación se maximice.. La simple aplicación de una receta (por ejemplo, “proporcionando más retroalimentación”) no funcionará en nuestras aulas ocupadas, multifacéticas, culturalmente invertidas, y cambiantes.

Ahora bien, estaríamos más cerca cuando haba de aprendizajes masivos, abiertos…porque es entonces cuanado Hattie se sale de las cuatro paredes del aula…

1 Las competencias para la enseñanza en línea:.. Describir las pedagogías digitales efectivas Examinar cómo la información se entrega a los estudiantes, cómo están predispuestos como aprendices activos, como se constituye la comunidad y cómo se evalúa el aprendizaje.

2 El desarrollo de las competencias del profesorado: la construcción de instalaciones, espacios, escenarios… de aprendizaje digital. Explorar las formas en que los profesores interesados puede dar soporte en la adquisición y profundización de sus conocimientos pedagógicos en línea.

3 Analytics Aprendizaje para el profesorado:. Capitalizando los datos para informar y mejorar la pedagogía de trabajo en un clima digital, ¿Cómo puede la facultad de obtener la información sobre el aprendizaje del estudiante que necesitan y cómo pueden estos datos se incorporarán pedagógicamente para mejorar el aprendizaje?

Podemos tener una intención parecida, Joh hattie está entre los grandes innovadores de estos tiempos y nosotros ya hemos superado estas etapas que como se ve en la Red, especialmente, y no tanto en los ambientes oficialistas, pero los dos vamos por el camino de mejorar los aprendizajes, él, la educación como un elemento aislado, lícito por otra parte, y quien les escribe, ,mejorar la educación englobada dentro de la sociedad y no como una parte aislada de la misma…

Se recomienda que el proceso de aprendizaje sea valorado desde en una perspectiva más amplia. Mientras más atención se preste al concepto de aprendizaje para toda la vida, más relevante resulta el aprendizaje informal y no formal, así como su certificación (Council of the European Union, 2004). “Las escuelas y la educación superior están dejando de ser los únicos lugares para profundizar en la adquisición de conocimientos y experiencias” (Rosado and Bélisle, 2006, p.36).

Las habilidades de hoy son relevantes, independientemente de dónde o cómo se hayan adquirido. Por ejemplo, en los países más avanzados (World Bank, 2008) durante los últimos años, cada vez más estudiantes obtuvieron sus competencias digitales a través del autoaprendizaje y del aprendizaje informal (Eurostat, 2005) [véase también la pedagogía informal de la alfabetización digital]. Esto significa orientación prestada por amigos y familiares, y otros métodos de aprendizaje, como ensayo-error o el auto-aprendizaje que ocurren en una amplia variedad de lugares que van más allá de la escuela.

Otros estudios mencionan que la creciente importancia de las TIC como herramientas para el día a día no está restringida al lugar de trabajo o de estudio. En ese sentido, los desafíos que enfrenta la educación es identificar cuáles de las competencias en TIC se deben enseñar en el entorno de aprendizaje formal (escolar) y cuáles deben ser desarrolladas en “otros” contextos (como el hogar, durante el tiempo libre, a través de redes sociales o del auto-aprendizaje)

Los estudiantes adquieren competencias fuera de la escuela. Lamentablemente, algunas de estas competencias no son reconocidas y ni tampoco certificadas por la escuela. En ese sentido, el reto consiste en diseñar estrategias confiables para identificar y validar los resultados de los aprendizajes que se adquieren tanto dentro como fuera de la educación formal (European Commission, 2004). ¿Qué tan bien preparado está el sistema educativo para evaluar y validar la adquisición de las e-competencias a través de enfoques no formales? Eso es algo que deberá explorarse en futuros estudios.

Quizás sea más fácil encontrar alguna comparación con el aprendizaje formal: Parafraseando a John Seely Brown, …el conocimiento explícito, , se presta muy bien al proceso de enseñanza – es decir, la transferencia de conocimientos de una persona a otra.

En la educación formal se enseña y se aprende, o eso dice la mayoría de gente (algunos como sabéis no lo vemos así)…. pero el conocimiento tácito, que crece a través de la experiencia personal y la experimentación, no es transferible – no se puede enseñar í, a pesar de que todavía puedo aprender.

La razón de la diferencia es que el aprendizaje de conocimiento tácito sucede no sólo en el cerebro sino también en el cuerpo, a través de todos nuestros sentidos. Se trata de un proceso experimental, así como uno realización cognitiva, de lo que conseguimos absorver…

La sabiduría convencional sostiene que diferentes personas aprenden de diferentes maneras… La mayoría de los modelos de enseñanza y aprendizaje tienen tolerancia 0 para este tipo de cosas. 

Como resultado de ello, la enseñanza tiende a centrarse en la eliminación de la fuente del problema: “la imaginación del aprendiz” 

En nuestra vieja cultura, cuando tenemos un problema: HACEMOS UNA LEY, pero nunca resolvemos el problema…

La tecnología casi siempre la vemos de manera invisible, pero como un elemento integrador, pero no es algo novedoso y mucho menos mágico.

Para John Dewey, el pensamiento que no conduce a mejorar la eficacia en la acción y aprender más acerca de nosotros mismos y del mundo en el que vivimos es algo que se queda sólo en pensamiento, de la misma forma en que la habilidad desarrollada sin pensar se desconecta de los propósitos para los cuales será utilizada. Dewey propone un método de enseñanza con las siguientes características:

  • Que el alumno tenga una situación de experiencia auténtica, es decir, que exista una actividad continua en la que esté interesado por sí mismo.
  • Que surja un problema auténtico dentro de esta situación como un estímulo para el pensamiento.
  • Que el alumno posea la información y haga las observaciones necesarias para tratarlo.
  • Que las soluciones sugeridas le hagan ver que es el responsable de desarrollarlas de un modo ordenado.
  • Que el alumno tenga la oportunidad y la ocasión de comprobar sus ideas por su aplicación, de aclarar su sentido y de descubrir por sí mismo su validez.

Lo podemos asociar con el mismo Roger Schank y su insistencia en la educación: “Que absolutamente todo lo que aprendemos se basa en la práctica y que, por tanto, nos educan mal. El sistema educativo, en lugar de formar, deforma.”…, o el mismo Ivan Ilich y la desescolarización sistmática:https://www.slideshare.net/slideshow/embed_code/2813514

La Desescolarizacion from guest0d1a4d8e

O lo que nuestro amigo @eraser en su blog “encriptafo” nos suele contar….(E-learning, conocimiento en red), sobre este gran personaje… http://e-learning-teleformacion.blogspot.com.es/2008/03/triplete-de-eraser-en-zemos98-flamenco.html , o la propia idea que estamos investigando y defendiendo sobre LA EDUCACIÓN DISRUPTIVA, (..de Juan Domingo Farnós) -.@juandoming) http://juandomingdisruptive.blogspot.com.es/2012/09/la-educacion-disruptiva-guiara-los.html, la cuál, si bien está cerca de ellos, se aleja en muchos paradigmas, especialmente, en lo referido a la LIBERTAD DE ELEGIR entre estar o no escolarizado, siendo precisamente la libertad, la palabra clave y diferenciada de casi todos ellos…

«Si queremos establecer parámetros para que el aprendizaje invisible se lleve a cabo en escenarios educativos formales, será necesario repensar lo que pretendemos que sea la educación» Juan Domingo Farnos Miro

Obviamente, si la sociedad acepta integrar las TIC e internet en la educación reglada, no sólo como herramientas de soporte, sino como elementos “clave” en el desarrollo de aprendizajes 2.0, la cuestión sería fácil de resolver.

El dilema es “romper” con la “cultura” educativa que venimos soportando desde hace muchos años en una sociedad que ya no se basa en la producción-dinero-, sino en el

conocimiento. Por tanto, la pregunta debería ser otra…Queremos continuar sólo con una línea educativa formal, prescriptiva, uniformizante… o, por el contrario, damos libertad de elección a una posible incorporación de una educación basada en aprendizajes más informales, naturales y orgánicos a las personas, con igual reconocimiento social –certificaciones, titulaciones…–que posibiliten la conjugación aprendizaje-trabajo, con lo cual las Tecnologías de la Información y de la Comunicación y la Inteligencia Artificial harán que podamos encontrar nuestra propia excelencia, no la de los demás, ¿Cómo sucede ahora?

Esta educación disruptiva posibilitará a cada persona escoger y llevar a cabo aquel ‘Escenario educativo’ más acorde con sus posibilidades no solo espacio- temporales (Ubicuidad) sino económicas y sociales, con lo que las brechas irán desapareciendo. El hará que un mayor número de personas se integren al mundo laboral con una mejor preparación personal y colectiva y puedan ofrecer un mayor VALOR a la propia sociedad..

Estamos viviendo en una línea difusa, entre situaciones que ya van bien a una mayoría, por prestigio, acomodamiento, miedos… pero, que realmente no nos permiten progresar por el contrario, nos llevan hacia formas de fracaso cada vez menos reconocibles, pero predecibles y otra línea “roja” que debemos cruzar si lo que queremos es mejorar, y ya no con viejos modelos, sino con otras miras que gracias a las nuevas tecnologías nunca habíamos tenido ni conocimiento ni ocasión de ello

La fundamentación que aportamos y el contexto en el que nos moveremos los determinará la sociedad, una sociedad que está dejando de ser jerarquizada y está pasando a ecosistemas transversales propios de un mundo que cada vez es más plano, por lo que la educación también evolucionará de las taxonomías del pasado a etiquetas propias de necesidades del presente, aportando los aprendizajes sociales, inclusivos y, en cierta manera, caóticos, de lo que es la realidad actual.

Esta incertidumbre, lejos de ser dañina, enriquecerá una diversidad de posibilidades y de mejora que hará de posicionamientos impensables, como que el ERROR es una solución positiva de aprendizaje, a entender por qué debemos constantemente (beta) aprender a desaprender para mejorar lo que tenemos e, incluso, ser capaces de cambiar a otras posiciones que sin las TIC, las Tecnologías móviles (Mobile learning) y una concepción “trans media y social media.

juandon

Fuentes: 

Farnós, Juan Domingo: http://juandomingdisruption.blogspot.com Educación disruptiva

Farnós, Juan Domingo: https://juandomingofarnos.wordpress.com Innovación y conocimiento Investigación y conocimiento

Robert B. Westbrook (1991): John Dewey and American Democracy. http://sitios.itesm.mx/va/dide2/tecnicas_didacticas/abp/personajes1.htm Investigación e innovación educativa

Schank, Roger: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120831/54343882373/la-contra-roger-schank.html “Se aprende haciendo” La Vanguardia.

Seely Brown, John and Duguid, Paul: http://www.quadernsdigitals.net/datos_web/hemeroteca/r_7/nr_98/a_1142/1142.html  LA COGNICIÓN SITUADA Y LA CULTURA DEL APRENDIZAJE

Anuncio publicitario