Juan Domingo Farnós ((((artículo bastante completo que pone por lo menos 3 patas de la mesa que constituye el metaverso interoperable, el natural en el mundo de la educación))))

Como más me adentro en mis ideas sobre el metaverso, el blockhain… en el mundo de la educación más convencido estoy es que si hay un elemento clave y diferenciador de una época de control, prescripción, uniformización… del siglo XX a otra de personalización, libertad, inclusividad, ubicuidad…es la INTEROPERABILIDAD....

Querer traspasar las limitaciones del mundo 2D: LMS, Redes sociales, instrucción…a otro en 3D donde la equivalencia es la misma: Control de las diferentes plataformas por medio de webs regidas por normas concretas y propias de empresas (las mismas plataformas y sus webs…), no sirve absolutamente para nada, es avanzar un paso para dar a continuación dos para atrás.

De momento luce mucho, por la novedad, evidentemente, pero tanto si se incluse dentro de las aulas como fuera de ellas, el resultado es el mismo: controlan y te exigen que hagas, que aprendas… lo que unos cuantos quieren que hagas.

El Siglo XXI y su paradigma, la #EducacionDisruptiva, no va de eso ni mucho menos, va de la libertad de la personas de aprender, trabajar, moverse … lo que ella quiere y necesita en contextos concretos o generalizados.

Por tanto si la educación se incluye a lo que ha hecho toda la vida, a obedecer, o será un fracaso concreto o permaneceremos igual que antes, una innovación más, pero no conseguiremos una transformación necesaria.

Si el metaverso… va por el camino de la transformación, a medio y largo plazo conseguirá ser un concepto que llegue de pleno al mundo de la educación, pero si no lo hace, será un fracaso rotundo ya que en poco tiempo las personas que aprenden le abandonaran a penas antes de empezar, sea más o menos inmersivo.

El metaverso reúne una serie de características que van más allá de la realidad extendida ( Ball, 2020 ; Martín-Ramallal & Merchán-Murillo, 2019 ):

– Es persistente. No se reinicia ni hace una pausa, sino que continúa indefinidamente.

– Favorece la proactividad de los usuarios, que toman el control, toman decisiones y se anticipan a posibles eventos.

– Es sincrónico y existe en tiempo real.

– No pone límites a los usuarios simultáneos en una actividad.

– Ofrece una experiencia que abarca el mundo digital y el real, la relación entre redes privadas y públicas.

– Ofrece interoperabilidad de datos y elementos digitales, por ejemplo, se puede regalar un objeto virtual de un videojuego a un amigo a través de Facebook.

El principal desafío radica en pasar de un entorno de realidad virtual sofisticado pero independiente a una red integrada de mundos virtuales 3D o metaverso. Este desafío subraya la necesidad de avanzar en la comprensión de cuatro áreas que tienen impacto en la educación ( Dionisio et al. , 2013):

1. Realismo (haciendo sentir a los usuarios que están inmersos en una dimensión alternativa);

2. Ubicuidad (establecer el acceso al sistema a través de dispositivos digitales y mantener las identidades virtuales de los usuarios dentro del sistema);

3. Interoperabilidad (permitiendo la creación y movimiento de objetos 3D fuera del sistema);

4. Escalabilidad (que permite un uso eficiente del sistema con un gran número de usuarios conectados a la vez). Desde un punto de vista práctico, los primeros experimentos que se han acercado al metaverso se han centrado en la comprensión lectora y auditiva y la expresión escrita en lenguas ( Garrido-Íñigo & Rodríguez-Moreno, 2013 ).

En cuanto a las ventajas y desventajas de la realidad extendida, la realidad virtual ofrece una mayor sensación de inmersión y presencia que las metodologías tradicionales, pero el costo del equipo necesario para implementar experiencias de calidad en los centros educativos es alto. La realidad aumentada favorece la motivación de los alumnos hacia el aprendizaje, a pesar de que los docentes no cuentan con la formación necesaria para implementarla en la práctica educativa. La realidad mixta, por su parte, promueve el desarrollo de diversas estrategias metodológicas, si bien los avances en los campos de la tecnología y la pedagogía han seguido cursos paralelos sin colaboración interdisciplinar para avanzar en el conocimiento de las posibilidades de la RM en la educación.

Existen cuatro grandes retos para desarrollar la realidad extendida en el ámbito educativo ( Fernández, 2021 ; López-Rupérez, 2020 ; NEPT, 2017 ):

– Los principales centros de inversión deben hacer para implementar VR y AR para permitir la creación de nuevas experiencias de aprendizaje en laboratorios digitales.

– Educación personalizada, que tiene en cuenta el punto de partida de cada alumno para que el ritmo de aprendizaje y el enfoque de la enseñanza se organicen de acuerdo con las necesidades individuales de los alumnos.

– Integración de metodologías activas y tecnologías emergentes, lo que implica el desarrollo de metodologías como el aula invertida en la que los estudiantes preparan el plan de clase antes de una clase y dedican tiempo de clase a impartir este contenido.

– La búsqueda de un aprendizaje significativo, que no considere a las tecnologías emergentes como un fin en sí mismas sino como una herramienta al servicio de docentes y alumnos para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Estos desafíos afectan el desarrollo del metaverso, que está destinado a ser revolucionario en los campos de las nuevas tecnologías, la comunicación y la educación.

En esta nueva realidad, es necesario diseñar un avatar, que represente al usuario e interactúe con otros avatares para comunicarse, trabajar y colaborar, abriendo así muchas posibilidades en el e-learning y trascendiendo barreras temporales y geográficas. Tres aspectos serán importantes en futuras investigaciones:

1. El desarrollo del metaverso podría desdibujar los límites entre el mundo real y el virtual. Esto sugiere que existe la necesidad de diseñar y desarrollar un código ético que actúe como una guía para usar el metaverso con mayor seguridad. No se trata de que esta realidad “alternativa” suplante a la realidad misma. En cambio, se percibe como un nuevo continuo de la realidad virtualmente mejorada, que abre nuevas posibilidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

2. Este código ético favorece el desarrollo de una cultura, que implica diseñar e implementar normas que adquieren un significado en el metaverso y se consolidan con la experiencia. Dos aspectos fundamentales de este código ético son el principio de inclusión y los valores que favorecen el desarrollo de las relaciones entre los usuarios.

Estructuras de aprendizaje con  una arquitectura eficaz:

  • Un escenario: Situación profesional real y de negocio, simulada. Motivador y rico en contenidos, que proporciona un contexto coherente para el aprendizaje individual y colectivo.
  • Una secuencia planificada de tareas: Encuadradas en ese escenario, que permiten al participante ejercitar los comportamientos clave y, de esta manera, aprenderlos (práctica, entrenamiento).
  • Una colección estructurada de recursos para el aprendizaje: Incluyen procedimientos de trabajo, modelos a utilizar, herramientas, información relevante para la tarea, etc.
  • Acceso a un tutor: online o presencial, para obtener ayuda en el momento de aprendizaje preciso (feed-back).
  • Este engranaje se corresponde a las característiccas del E-learning-Inclusivo, diseñado por mi mismo, (Juan Domingo Farnos Miró) y que se recoge en estas bases  http://www.scribd.com/doc/33025056/Bases-Para-e-Learning-Inclusivo , pero con una trascendencia mayor, ya que quiere influir en todo el diseño de lo que entendemos por educación y formación e influir en decisiones político-educativas, sociales y tecnológicas, adaptándose de manera permanente, transparente y con confianza a esta sociedad dinámica que gracias a las TIC, evolucionará a un ritmo muy diferente a lo que venía haciendo hasta ahora.

3. Protección de la identidad de los usuarios. Crear un avatar implica definir un alter ego, que combina una serie de rasgos físicos y/o de personalidad que nos definen como individuos en el metaverso y nos diferencian de otros avatares. Esta situación impone la necesidad de garantizar la confidencialidad de los datos personales.

En conclusión, se puede afirmar que el paso de la realidad extendida al metaverso en e-learning-inclusivo implica un enfoque diferente, en la medida en que la inmersión y la presencia constituyen un medio para mejorar el proceso de aprendizaje, mientras que en el metaverso representan un fin en el proceso de aprendizaje. ellos mismos, en una realidad virtualmente mejorada. Se necesita una mayor colaboración interdisciplinaria entre los campos de la tecnología y la investigación en educación para garantizar que la implementación del metaverso en el aprendizaje electrónico resulte mejorar el aprendizaje:

1).- lo tecnológico produce cambios en la vida cotidiana ¿ Por qué no habría de producirlo en el ámbito educativo también? ¿ Por qué muchas veces el aula ( en cualquiera de sus niveles) no se parece en nada a la vida cotidiana, en sus usos? ¿ Por qué los alumnos utilizan a la tecnología para infinidad de cosas y no habrían de utilizarla como herramienta de aprendizaje, como socio cognítico?

2).- Y siendo así ¿ Por qué negar la palabra “tecnología”, “avances tecnológicos” si está insertada en la vida social en general? ¿ Cuál es el miedo de usarla? ¿ Cuál es el miedo de planificarla detalladamente, en su uso, ayudando a muchos maestros inmigrantes a crear puentes con muchos alumnos nativos?

3).- Nombrarla, planificar herramientas, en este caso del punto 2 ¿ no ayudan a una mejor labor docente?

Desde mi experiencia SI.

4).- Acá no está en debate si la educación se centra en que el alumno construya y gestiona su conocimiento,en desarrollar espacios para que esto suceda, que la tecnología que usemos puede ser variada, y que las tecnologías de la in. y com. como las llamamos comunmente son herramientas, solo eso para mejorar esto.

5).- Lo que pareciera en el artículo es como que la palabra “tecnología” con educar, siendo que son aliadas, ya que solo son instrumentos para llegar a metas, a soluciones educativas. ( opinión subjetiva de lo que percibí en la nota)

6).- Creo que si es necesario y útil, para muchos docentes novatos en el tema, hablar de TICs, ya que los ayuda a usarlas como herramienta para lograr metas. Generalmente cuando el docente usa “la herramienta como meta” el proyecto cae por si mismo. esto pasa en el aula, lo aseguro.

7).- Es más yo hablaría de la “Tecnología apropiada”, el uso oportuno y correcto de ellas para lograr una solución educativa, donde nuestras planificaciones, nuestros proyectos, o nuestros programas educativos deben analizar bien al alumno antes de poner en marcha soluciones educativas.

8).- Si la idea es usar medios nuevos con una mentalidad antigua, seguiremos sin aprovechar la enorme cantidad de herramientas tecnológicas que tenemos a nuestra disposición. Parafraseando a Seymour Papert “El ordenador es un medio de expresión humana y aunque no ha tenido todavía sus Shakespeare, Leonardo o Einstein, los tendrá”.

Me imagino a ti mismo varado en una isla, sin poder comunicarte con nadie. ¿Aceptaría este aislamiento o trataría de encontrar formas de comunicarse con el mundo exterior? Parece que la mayoría de nosotros no estamos a favor del aislamiento en ninguna escala. Cualquier película sobre personas varadas en una isla, desde «Robinson Crusoe» hasta «Náufrago», siempre representa una situación en la que las personas varadas anhelan el momento en que podrán comunicarse con el mundo fuera de la isla.

Entonces, ¿por qué querríamos estar en una plataforma, un espacio virtual o metaverso que es esencialmente una isla?

En la era de Internet, hemos aprendido a apreciar la accesibilidad, la movilidad y la conectividad a escala global, y la experiencia de la última pandemia ha aumentado nuestra demanda de más movilidad y conectividad.

Veamos el caso del juego online Ghost Recon Breakpoint, desarrollado por Ubisoft. A principios de este año, Ubisoft lanzó tokens no fungibles (NFT) para el juego, con la promesa de futuras entregas de NFT. En su sitio de dígitos de Quartz, decía: “¡Gracias a todos los jugadores de Ghost Recon Breakpoint que reclamaron sus primeros dígitos! Eres dueño de una parte del juego y has dejado tu huella en su historia. Dado que el último Digit for Ghost Recon Breakpoint se lanzó el 17/03/2022, ¡estén atentos para obtener más actualizaciones con características de la plataforma y futuros lanzamientos con otros juegos! ”

Pero luego, a principios de abril, anunció que ya no admitirán NFT en su juego. ¿Qué pueden hacer aquellos que compraron los NFT? ¿Pueden usarse en otros juegos o revenderse?

A medida que se desarrollan los eventos, vemos dos promesas incumplidas del concepto de NFT en los juegos:

En primer lugar, se afirma que si ya no quiere jugar un juego, puede retirar sus NFT y ganar algo por su tiempo o lealtad. En el caso de Ghost Recon Breakpoint, ¿cuál sería exactamente el mercado para estos NFT? Cuando un juego finaliza el soporte y todos buscan cobrar, simplemente no hay nadie para comprar; es un caso clásico de «riesgo de liquidez».

En segundo lugar, otro reclamo fue que el botín de NFT podría usarse en todos los juegos, en cualquier juego. ¿Significa esto que el botín de Ghost Recon Breakpoint NFT se puede usar en Rainbow Six Siege o Far Cry 6, o en cualquier otro juego? Realmente no. Eso nunca estuvo sobre la mesa para los Breakpoint NFT de Ubisoft, ya que están contenidos en este juego. En otras palabras, estos NFT solo se pueden usar en esta isla. No se pueden usar en otros juegos o plataformas ni se pueden reutilizar para otras funciones (por ejemplo, coleccionables) para venderlos en otros lugares. Cuando Ubisoft los desconectó, dejaron de tener valor y quienquiera que los haya comprado se quedó sin recurso.

Ghost Recon Breakpoint es un juego en línea, creado en una versión Web2 de Internet, donde las plataformas se construyen como silos contenidos, que no pueden transferir activos ni comunicarse con otras plataformas.

La Web3, por otro lado, representa una Internet descentralizada: un cambio de plataformas centralizadas controladas por empresas a plataformas descentralizadas donde los usuarios pueden participar en el gobierno y la operación de los propios protocolos. Pero la descentralización no es suficiente. Estas plataformas también deben ser interoperables para facilitar la movilidad y la conectividad entre diferentes aplicaciones y plataformas.

Actualmente, las plataformas descentralizadas como Ethereum o Solana o Bitcoin se basan en una infraestructura heredada, donde los activos y los datos están contenidos en su plataforma y no se pueden transferir ni utilizar en otras plataformas. Cuando las plataformas y los proyectos pueden enviar activos y datos a través de las redes, el valor de esos activos aumenta, lo que mitiga los riesgos observados en Ghost Recon Breakpoint.

Hay algunos proyectos que intentan abordar el problema de la interoperabilidad, llamados puentes de cadena de bloques, que son una segunda capa de una cadena de bloques y se conectan entre dos redes distintas. Es posible que estos puentes no sean tan seguros como las propias redes y que sean vulnerables a los ataques, como en el caso del puente Wormhole, el segundo puente de cadena de bloques más grande, que fue pirateado en febrero. El hacker aprovechó un error (un error en el código fuente) en el puente entre Solana y Ethereum y robó $ 320 millones en ether. Aunque las redes en sí, Solana y Ethereum, no fueron dañadas ni pirateadas, solo se explotó el puente, plantea dudas sobre la seguridad de la transferencia de activos y datos entre redes.

Los desarrolladores deberían dedicar más diligencia y rigor al código antes de lanzar cualquier aplicación. También abogo por la implementación de herramientas de garantía de tecnología y un mecanismo de auditoría de código antes del lanzamiento de la aplicación y por el monitoreo continuo de su actividad y código a medida que opera. La mejor solución sería que las plataformas incorporen de forma inherente la interoperabilidad entre redes y liberen los verdaderos beneficios de blockchain y Web3.

La interoperabilidad se volverá extremadamente crítica a medida que hacemos la transición a los espacios virtuales y al metaverso. Por ejemplo, ¿Cómo podría transferir fondos de un salón virtual de JPMorgan construido en Decentraland, una plataforma de bienes raíces virtuales en silos, a una sucursal virtual de HSBC construida en otra plataforma de bienes raíces virtuales en silos, Sandbox?

En nuestro sistema tradicional, en el espacio físico, podemos transferir fondos entre diferentes instituciones financieras; deberíamos esperar lo mismo en el mundo virtual. Si JPMorgan afirma que un banco virtual puede operar como un banco tradicional, entonces la interoperabilidad es imperativa.

La movilidad de activos entre espacios virtuales debe ir más allá de la simple transferencia de fondos. Por ejemplo, suponga que va a una tienda Nike en el metaverso y compra zapatillas de deporte virtuales y, más tarde ese mismo día, va a un desfile de modas del metaverso y compra un bolso Gucci virtual. Al día siguiente vas a tu lugar de trabajo del metaverso y te gustaría vestir a tu avatar con las zapatillas y el bolso que compraste el día anterior. ¿Puedes hacer eso? Actualmente, esto no es posible. Estos metaversos se construyen actualmente como silos autónomos. Esto es, huelga decirlo, un gran obstáculo que deberá superarse.

Meta (FB) afirma que construirá el único (y único) metaverso que usaremos. La aspiración de Meta no es factible. Un espacio virtual no puede contener todas las cosas que tenemos o hacemos en la vida. Estamos acostumbrados a movernos entre diferentes espacios, para diferentes propósitos y actividades en nuestra vida diaria, y esperaríamos esa misma movilidad en nuestra experiencia virtual.

No queremos quedarnos varados en una isla, ya sea física o digital/virtual. Necesitamos movilidad y conectividad, lo que significa que la interoperabilidad es vital para que las plataformas Web3 y el metaverso obtengan una adaptación masiva y se conviertan en la corriente principal

Regresamos para continuar nuestra mirada a lo que el metaverso podría significar para L&D, entrenamiento y simulación. En la primera parte , preguntamos qué es (y qué no es) y quién lo está construyendo. En esta parte, comenzaremos a ver cómo está estructurado y algunos de los desafíos que se avecinan, no solo en la creación del metaverso, sino también para que las organizaciones puedan adoptarlo en sus ecosistemas.

Un sistema de capas

Incluso antes de que el término resurgiera para convertirse en la palabra general de facto para todo lo inmersivo que avanza en 2021, muchas empresas ya estaban analizando cómo los sistemas futuros podrían/deberían/deberían estar interconectados e interactivos entre espacios físicos reales y capas digitales de datos y representación.

Al igual que con el metaverso actual, cada empresa tenía su propia definición o marca para vender con el fin de capitular ante las oportunidades de acaparamiento de tierras que se presentaban. Sin embargo, una de las infografías más claras vino de Magic Leap, cuando revelaron sus planes para Magicverse . En un alto nivel, este sistema emergente de sistemas muestra las capas a las que aludimos en la primera parte de esta serie de publicaciones de blog: la interoperabilidad de los datos entre redes y capas para permitir experiencias persistentes y conscientes de la ubicación para los usuarios.

Si bien esto no refleja ni nos dice nada sobre cómo se estructurará el metaverso, es importante para ayudarnos a comprender la complejidad de los sistemas que eventualmente formarán la red de capas necesarias para permitir que los datos fluyan entre los portales que visitaremos. para trabajar, jugar y aprender en el futuro.

Una de las principales discusiones que ocurren actualmente es si la definición del metaverso se mantiene fiel a la intención original, ya que se basa únicamente en VR, o si se puede expandir para incluir otras facetas de XR. Si es lo último, entonces traer contenido digital para fusionarse con el mundo real, en ubicaciones precisas basadas en la orientación y actividad de un usuario (o sus dispositivos), será clave, basado en un sistema como el anterior.

Uno de esos obstáculos es la falta de interoperabilidad. En ausencia de interoperabilidad, trascender los límites de los mundos virtuales se convierte en un desafío y los usuarios no logran mantener la continuidad entre las diferentes plataformas virtuales en las que existen.

Dado que el metaverso es un reflejo del mundo real, la interoperabilidad es clave para su éxito. Podemos movernos libremente de un lugar a otro en el mundo físico sin restricciones. Y no solo eso, podemos llevar nuestros objetos con nosotros allá donde vayamos. Son estas cualidades de continuidad e interoperabilidad las que hacen posible vivir en el mundo físico. Y es por esta razón que los expertos creen que un metaverso completamente funcional solo es posible a través de la implementación de la interoperabilidad.

Vale la pena señalar aquí que un metaverso solo puede ser habitable para avatares humanos cuando se establece con éxito como un espacio virtual interconectado. Profundicemos en el concepto de interoperabilidad para comprender su importancia en la realización de la idea de un metaverso.

Entendiendo el concepto de Metaverso

¿Hay un solo metaverso o hay muchos? ¿Por qué se llama así el metaverso? ¿Ya está aquí o en proceso de elaboración? Evidentemente, hay más preguntas que respuestas con respecto al metaverso. Y es por eso que definir metaverso no es fácil. Hay diferentes formas de describir qué es un metaverso, y casi todas se acercan a lo que realmente podría implicar el metaverso. Lo que queremos decir es que todas las explicaciones disponibles sobre el metaverso dependen de una de sus ideas fundamentales: un entorno virtual compartido accesible para todos. Este es un espacio donde las personas pueden interactuar y participar en eventos utilizando avatares digitales personalizados. A medida que la realidad virtual se generaliza, es casi seguro que todos seremos parte del metaverso en algún momento en el futuro.

¿Qué es la interoperabilidad del metaverso?

Veamos la tecnología blockchain como un ejemplo para entender la «interoperabilidad». En el ecosistema blockchain, tenemos plataformas tanto interoperables como no interoperables. Sin embargo, la interoperabilidad es imprescindible si deseamos innovar y desarrollar soluciones más avanzadas y de gran utilidad utilizando la tecnología blockchain.

Sin embargo, todo esto es muy funcional y no muy emocionante, aunque permite algunas mejoras poderosas para el trabajo, el aprendizaje y el juego. Las cosas se ponen interesantes cuando pensamos en estructurar las experiencias como una serie de mundos interconectados, portales o incluso versos. Sin embargo, las capas de software abiertas y la interoperabilidad de hardware necesarias para permitir este comienzo se vuelven problemáticas para el uso empresarial.

Si este metaverso va a existir para ingresar con fines laborales, es probable que las políticas de seguridad y TI de la empresa impidan la conexión. Muchas organizaciones restringen o bloquean el acceso a Internet de los empleados o filtran el tráfico de los dispositivos. Si los usuarios pueden ser cualquier persona o cualquier cosa en línea, ¿cómo será esto aceptable para los responsables de la formulación de políticas? Si el metaverso va a ser la próxima evolución de Internet y se accede a través de una forma futura de navegador, entonces estos deberán tener controles y limitaciones para mantener a los usuarios «seguros» en el trabajo.

Algunos problemas potenciales del metaverso

Brechas tecnológicas : Ya existen brechas de accesibilidad considerables con Internet, en términos de quién tiene acceso y con qué dispositivos. Los lugares de trabajo y educación necesitarán invertir mucho en tecnologías inmersivas para poder habilitar puntos de entrada al metaverso. Si nuestra capacidad es visible a través de la tecnología o nuestra representación virtual, los beneficios de las personas en línea trabajarán en nuestra contra para continuar ampliando estas brechas entre los que tienen y los que no tienen.

La interoperabilidad permite que los ecosistemas de blockchain se comuniquen, compartan datos arbitrarios y utilicen los servicios y funciones de los demás. De manera similar, la interoperabilidad permite que varios proyectos de metaverso funcionen de manera unificada mediante el intercambio de datos, características, servicios y experiencias. También facilita el comercio multiplataforma y otras actividades que son casi imposibles en espacios aislados.

En pocas palabras, la interoperabilidad en el metaverso no funciona de manera muy diferente a cómo se desarrolla la interoperabilidad dentro del ecosistema de la cadena de bloques. Los usuarios no necesitan tener múltiples billeteras y pueden almacenar y realizar transacciones en diferentes proyectos de metaverso con una billetera.

Pero tenga en cuenta que para que su metaverso sea interoperable, debe construirlo en un ecosistema de cadena de bloques interoperable. Esto asegurará que el metaverso sea interoperable en todas sus capas:

Capa 1- Capa base

Internet forma la capa base y garantiza la conectividad con el metaverso.

Capa 2- Capa de infraestructura

Los requisitos de infraestructura, como los componentes de hardware, forman esta capa y garantizan la experiencia de usuario deseada. Esta capa también incluye tecnologías como blockchain, big data e IoT que ayudan a hacer del metaverso un ecosistema compartido.

Capa 3- Capa de contenido

Esta capa incluye aplicaciones y plataformas que crean experiencias vívidas y naturales para el metaverso.

Capa 4- metaverso verdadero

Esta capa se genera una vez que se forman todas las capas inferiores. Es la capa final que desarrolla el espacio virtual.

¿Por qué es tan importante la interoperabilidad en el mundo del metaverso?

Aunque aún no se ha logrado un metaverso interoperable completamente funcional, la interoperabilidad será la fuerza impulsora detrás del metaverso. Internet es una estructura en capas que permite que diferentes redes y subredes se comuniquen.

Podemos navegar a través de todo tipo de sitios web utilizando un navegador, y las páginas web disponibles en Internet se pueden vincular entre sí. Esto crea un sistema interoperable e interconectado de redes llamado Internet.

Esta característica de interoperabilidad es muy similar a la vida real, donde las personas se mueven portando sus identidades. También podemos llevar nuestros activos con nosotros a cualquier lugar sin mucha molestia.

Es este mismo principio de interoperabilidad el que dota al metaverso de interconexión. La interoperabilidad es crucial para conectar múltiples proyectos de metaverso, de modo que los usuarios puedan tener una experiencia unificada mientras participan en diferentes actividades socioculturales virtuales en el mundo del metaverso.

El futuro del Metaverso

Web3 es un bloque de construcción importante para el metaverso. A medida que avancemos en web3, nos acercaremos a tener una experiencia de verdadero metaverso vívidamente realista. Y esto implica que las innovaciones basadas en blockchain como Cryptos y NFT impulsarán el mundo del metaverso en el futuro.

Algunos proveedores de NFT de metaverso ya han hecho que sus NFT se puedan usar en ciertos juegos de metaverso, y más jugadores buscan ingresar al dominio. Los entusiastas de NFT reconocen cada vez más el potencial de comprar o alquilar tierras virtuales en estos juegos y venderlos o alquilarlos. Curiosamente, incluso aquellos que no tienen interés en el metaverso lo ven como un dominio rentable y podrían considerar invertir en acciones de empresas que trabajan en esta área. Es comprensible que tanto los creadores como los usuarios puedan beneficiarse enormemente de dicha asociación.

El futuro metaverso también podría ser un importante contribuyente al crecimiento de la economía virtual. Será abierto y accesible, casi sin interrupción de ninguna empresa o comunidad «única». A medida que más marcas abren sus puertas al metaverso más amplio, es fácil inferir que el metaverso se parecerá mucho a la Internet de los tiempos actuales en el futuro.

Por lo tanto, se puede esperar que el futuro del metaverso sea extremadamente similar al mundo real en numerosos aspectos. Los defensores de la realidad virtual incluso afirman que el metaverso eventualmente reemplazará ciertas actividades del mundo real, como trabajar o pasar el rato.

Propiedad : en 2021, la batalla por el metaverso (re)comenzó, y muchas organizaciones afirmaron estar construyéndolo, brindándolo o dándole forma. Una sola entidad que posee y controla el metaverso, un sistema descentralizado centralizado, está en contra de Las 7 Reglas. Si bien es posible argumentar que este también es el caso con Internet (aunque con más propietarios/controladores), ¿una organización tendrá que aceptar esto y ceder el control de sus propios sistemas para poder acceder y seguir siendo relevante?

Reglas y leyes : ¿Qué sucede cuando el metaverso tiene tanto peso como un país pero opera fuera de las fronteras físicas tradicionales? ¿Cómo se definirán las reglas, leyes y guías operativas y por quién? Ya vemos actores de mala fe que operan en las redes sociales, pero también los posibles poderes positivos. Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero ¿la multitud se controlará a sí misma o las organizaciones necesitarán filtros aplicables para aplicar?

Impacto ecológico : un aspecto a menudo relacionado con el metaverso es la cadena de bloques/las criptomonedas ( propiedad de activos 2/3D como NFT) que en su mayoría son terribles para el planeta, a través de la electricidad utilizada para extraer, acuñar e intercambiar. A medida que los valores percibidos actuales hacen que el interés y la lujuria por la propiedad y la participación sean cada vez mayores, estos costos también aumentan. Las empresas que buscan ser neutrales en carbono o reducir su impacto en el planeta tienen pocas opciones disponibles si quieren involucrarse o asociarse con el metaverso.

Tecnología de distracción : al igual que muchas tecnologías emergentes, un caso de uso válido ayuda a las organizaciones a comprender los beneficios sobre la exageración. También hemos visto que la tecnología impide que los humanos alcancen sus objetivos debido a las barreras de entrada, las curvas de aprendizaje y los usuarios abrumados por la experiencia, ya sea por el asalto a los sentidos o por perderse en el juego, distraídos de sus objetivos. Teóricamente, el metaverso podría ser todas estas cosas marcadas hasta 11, entonces, ¿cómo nos aseguraremos de que el tiempo de nuestra empresa se gaste de manera inteligente y efectiva?

Representación : puede ser cualquier cosa en línea, lo mismo con el metaverso, pero ¿se esperará que hagamos avatares que se parezcan a nosotros, o nuestra versión deseada como deseamos ser vistos, o estaremos apareciendo en reuniones virtuales como una langosta, un unicornio, un dragón o cualquier otro ser virtual imaginario? Lo que será aceptable probablemente recaerá en la política de la organización, pero todos debemos asegurarnos de que nuestros prejuicios en el mundo real no se amplifiquen en el virtual.

Es probable que haya muchos otros problemas, percibidos o reales, que se harán evidentes con el tiempo o que fluctuarán entre regiones, organizaciones y generaciones. Donald Clark ha enumerado recientemente una serie de problemas que ve con el metaverso y 20 razones por las que podría no funcionar . Si bien no está relacionado ni diseñado específicamente para ser un comentario sobre el metaverso, la sobrecarga de datos de Realidad Aumentada que se muestra en HIPER-REALIDAD por el artista inmersivo Keiichi Matsuda, destaca los problemas potenciales que se nos presentarán en los próximos dos años.

Mientras escribimos y publicamos esto hacia fines de 2021, el año del metaverso (bromeamos), el ruido solo aumentará a lo largo de 2022. En realidad, es probable que suceda muy poco que afecte a L&D, capacitación y simulación el próximo año. que no sean dispositivos de tecnología inmersiva más nuevos para AR y VR, continuarán mejorando la fidelidad y los resultados donde los casos de uso ya han sido validados. Si bien esto significa una mayor escala de implementaciones y la cantidad de organizaciones que adoptan XR, aún faltan algunos años para que se construya el metaverso. Solo recuerda esto cuando alguien intente venderte su aplicación o plataforma inmersiva; si entra pero no vuelve a salir, si no es abierto o interoperable, no es el metaverso.

juandon