juandon
file-20170626-29064-1e57jfz
Hoy por hoy la sociedad, la nuestra, se caracterizada por el uso generalizado de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en todas las actividades humanas y por una fuerte tendencia a la mundialización económica y cultural (ver exige de todos los ciudadanos nuevas competencias personales, sociales y profesionales para poder afrontar los continuos cambios que imponen en todos los ámbitos los rápidos avances de la Ciencia y la nueva “economía global” .
El impacto que conlleva el nuevo marco globalizado del mundo actual y sus omnipresentes, imprescindibles y poderosas herramientas TIC, está induciendo una profunda revolución en todos los ámbitos sociales que afecta también, y muy especialmente, al mundo educativo. Estamos ante una nueva cultura que supone nuevas formas de ver y entender el mundo que nos rodea, que ofrece nuevos sistemas de comunicación interpersonal de alcance universal e informa de “todo”, que proporciona medios para viajar con rapidez a cualquier lugar e instrumentos tecnificados para realizar nuestros trabajos, y que presenta nuevos valores y normas de comportamiento.
Obviamente todo ello tiene una fuerte repercusión en el ámbito educativo:
          a-Ante la efervescente y cambiante sociedad actual, las necesidades de formación de los ciudadanos se prolongan más allá de los primeros estudios profesionalizadores y se extienden a lo largo de toda su vida. La formación continua resulta cada vez más imprescindible, tanto por las exigencias derivadas de los cambios en los entornos laborales como también para hacer frente a los cambios que se producen en los propios entornos domésticos y de ocio.
 
          b-Examinar cómo la conversión digital de nuestras instituciones educativas, empresas… cuestiona directamente la forma en que aprendemos y el papel del conocimiento en una serie de cada vez más diversas situaciones sociales.
¿Cómo aprender cuando las instituciones educativas ya no son el principal acceso al espacio de conocimiento? ¿Cómo educar en la dispersión, la diversidad y la búsqueda de la eficacia inmediata caracterizan muchos usos de las nuevas redes sociales, educativas, económicas…?
La tecnología puede tanto mejorar el aprendizaje y desaprendizaje que sin duda esto se debe a que la línea divisoria es inestable, frágil y muy sensible a las personas que componen cualquier situación educativa, pero es por eso mismo, que debemos manejar las tecnologías como algo que ya está en nosotros, que forma parte de nosotros y por tanto, utilizarlas sin miedo, claro que si..
El mismo Foucault nos dice al respecto sobre las tecnologías,..”. las tecnologías digitales representan una nueva forma hipomental generado por el artificiaidad de estos objetos y la exteriorización de la memoria humana.
61205955_25_57
Nunca antes el conocimiento ha estado en el corazón de muchos , las actividades diarias, lo que resulta, es un fenómeno masivo de la “intelectualización de la vida social.”
Así que si el conocimiento está en la red, siempre a mano, ¿qué hemos aprendido? Debemos “aprender a aprender” responder a coro todos los maestros que no se dejan intimidar por el hecho de que esto sucede?, …por qué no? Nadie tiene la razón única, y hace un tiempo esto ni su contemplaba, pero ahora si, los aprenndices son uno más en la sociedad, no estarán más “en el escalofón más bajo de la posesión ni del conocimiento, ni de la verdad”.
La externalización del conocimiento no condena a la transmisión y adquisición de conocimientos, pero probablemente ella hace de la educación un tanto anticuada sesgada por el dominio del conocimiento, la “memoria” y la evaluación de itinerarios educativos que está obsesionado para comprobar la transmisión de información desde el cerebro del profesor al estudiante,pase a aprender a encontrar, a apropiarse, a criticar,a exteriorizar (comparti) el conocimiento para movilizarlo en buen uso en diversos contextos.
Aprender a interpretar en lugar de almacenar, requiere una familiaridad profunda con la estructura del conocimiento y requiere una inteligibilidad múltiples diversa de información y hacerla accesible, libre, abierta… a todos, pero eso no se puede reorganizar y rearticular sin implementar un comprensión global, curiosa y aguda. También acompaña el gesto del educador,” que ya no debe transmitir el conocimiento como el contenido, pero si debe esforzarse constantemente para asegurar que el estudiante dirija su inteligencia tan exigente, que requiere atención, ejercicio,…a una preocupación crítica de todo cuanto aprenda…
La individualización y personalización de la educación que fomenta la singularización, es importante, pero no suficiente, hace falta que este aprendizaje sea socializado, SOCIAL LERNING, lo cual aporta un mayor potencial creativo de cada uno y la formación en investigación en toda la vida. (LIFE LONG LEARNING).
La creciente importancia de las actividades de cooperación y trabajo en equipo forman parte del nuevo CORUPS EDUCATIVO mediado por las nuevas pedagogías que están trabajando para mejorar la interacción y el contacto personal entre los mismos y entre los alumnos y el profesor…
Todo ello nos conduce no solo a dar la responsabilidad de la educación y de la evaluación a los aprendices, ayudados por tecnologías, facilitadores, comunidad, la propia red….si no que nos permite “trasladar” el FOCO, de la educación formalizadora y uniformizadora a la educación informal y más concretamente a la educaciñon en el trabajo (Learning is work, como ya hemos comentado.
La “sociedad del conocimiento” promueve las habilidades de comportamiento, los flujos de información de navegación, la carrera de la innovación, la renovación constante de la flexibilidad. Pero ella realmente fomenta el desarrollo de capacidades críticas sin que, en las instituciones dedicadas a este fin, los educadores pacientes aseguran que todo el mundo puede beneficiarse también de las oportunidades de emancipación de acceso al conocimiento.
Contra el conocimiento de empuje, es importante inventar una sociedad en la que todo el mundo va a querer y ser capaz de crear, de aportar y de escuchar, pero por encima de todo, de responsabilizarse de sus actuaciones…
Los trabajadores y los aprendices de hoy y de mañana se enfrentan a momentos de aprendizaje, pero necesitan más a menudo estar en un l contexto de trabajo, muy por encima de lo que estan en el aula o en línea (elearning).
Contextos laborales donde las oportunidades de aprendizaje informal son la mejor de las soluciones de aprendizaje . Estas soluciones informales sirven mejor a las necesidades individualizadas, personalizadas y socializadoras , que se pueden ejecutar gracias a su inmediatez [urgencia para llevar a cabo] y poder asumir riesgos del cuando se requiere un rendimiento impecable.
Con todo ello… ¿Cuán dependiente es nuestro ·ecosistema” en la aplicación de la formación tradicional? La pregunta más importante es: “¿Cuánto dependemos en nuestro paradigma de formacion actual?”.
Recomendariamos que debería ser un entorno de aprendizaje continuo (. Si el 95% del tiempo de un trabajador se desarrolla continuamente en su contexto de trabajo. El trabajo es continuo. El cambio es continuo. La demanda de un rendimiento impecable en el contexto de trabajo continuo y en este porcentaje entra naturalmente su formación, que por tanto también sera continuada y para siempre (Life long learning)…
El aprendizaje más efectivo está encontrando su camino más cerca del punto de trabajo.
Naturalmente siempre tenemos unas preguntas que nos debemos y debemos hacer y que deben estar siempre presentes y en evolucion:….
     1. ¿Cuáles son las capacidades y experiencias existentes del alumno?
     2. ¿Cuáles son los requisitos de conocimientos y de habilidades para la perfecta ejecución de la tarea?
     3. ¿Cuál es el rol de trabajo funcional del aprendiz?
     4. ¿Cuá les son las circunstancias en torno a la urgencia o coacción relacionados con la finalización de la tarea efectiva?
     5. ¿Cuál es el grado de riesgo del negocio unido a una ejecución perfecta?
     6. Dónde está el trabajador ubicad físicamente en su momento de necesidad de aprendizaje?
     7. Dónde se encuentra el trabajador dentro de su respectivo flujo de trabajo?
     8. ¿Cuáles son las tecnológicas y de conectividad [de movilidad]?
     9. ¿Cuál es la mezcla más eficaz de loos medios de comunicación para apoyar el desempeño del learning is the work?
     10. ¿Qué hace que una capacidad sea sostenible, tangible y medible?
 
Evidentemente estamos demostrando que el aprendiz es el responsable de su trabajo y de su aprendizaje, no queda otro camino más que el redárquico, pero ¿cómo le pueden ayudar?:
          . Los gerentes o mentores – ¿Qué activos de aprendizaje necesitan en apoyo de su papel?
          • Los formadores, facilitadores – ¿Qué activos de aprendizaje son esenciales para su papel?
          • El personal que apoyan en tiempo real – ¿Qué activos de aprendizaje se requiere para apoyar peticiones en demanda?
          • Peer to peer, colegas que colaboran – ¿Qué lugares sociales apoyamos – moderada – la cosecha de las mejores  prácticas para construir en los futuros activos de aprendizaje?

  

          • Los que diseñan – ¿Qué ampliaron las competencias y que hacen que necesiten en relación con el descubrimiento inicial, análisis de causa raíz, definición del contexto de trabajo, y el conocimiento de la tecnología, un ecosistema adecuado?
          • ¿Qué activos de aprendizaje son apropiados con el contexto de un cambio de comportamiento disruptivo, puedan seguir haciéndose las cosas ya no igual, sino mejor?
Reinventar nuestro enfoque de formación para ampliar conocimientos y el alcance para hacer frente a la fluidez de un ambiente de aprendizaje continuo es algo más que una buena idea. Estoy convencido de que el empleo sostenido y el aprendizaje continuado, inclusivo y ubicuo…son lo mejor para todos..
 
 
apalancamiento
Hay incompatibilidades profundas entre la escolarización y las nuevas tecnologías:
Uniformizacion del aprendizaje vs. personalización. Profundamente arraigado en la estructura de la enseñanza es un concepto de producción en masa del aprendizaje uniforme. Una de las grandes ventajas de la tecnología es precisamente la posibilidad de establecer personalización como metodología de aprendizaje.. Los ordenadores, tablets… pueden responder a los intereses y las dificultades que los alumnos particulares tienen.
 
.El Aprendizaje personalizado es una opción viable para la transformación de la actual era industrial, el sistema de administración de la línea de montaje de un sistema que permite a los alumnos y sacar el máximo partido de las tecnologías disponibles, aunque no podemos engañarnos, EL SISTEMA LO PONE CASI IMPOSIBLE, por muchas TIC, AI… que existan.
 
.El sistema de la era industrial proporciona un mecanismo para que los estudiantes efectuaran el procesamiento de sus aprendizajes por lotes por razones de edad – se trata de un método basado en el de la producción de masas de tiempo y espacio. Un modelo de aprendizaje por empoderamiento nos permite personalizar la masade aprendizaje para satisfacer las necesidades individuales de aprendizaje basado en lo que sabemos sobre la motivación y el aprendizaje de los estudiantes.
 
Mediante las poderosas tecnologías de hoy en día para satisfacer las necesidades de aprendizaje personales de cada alumno cada hora de cada día. La realidad en la actual era de la información, es que ahora es posible para cualquier persona a aprender cualquier cosa, desde cualquier lugar y en cualquier momento en cualquier forma de los expertos de todo el mundo. (ubicuidad) (juandon)
 
Las instituciones educativas y principalmente las instituciones de educación superior se encuentran en transición. Los cambios en el mundo productivo, la evolución tecnológica, la sociedad de la información, la tendencia a la comercialización del conocimiento, la demanda de sistemas de enseñanza-aprendizaje más flexibles y accesibles a los que pueda incorporarse cualquier ciudadano a lo largo de la vida, etc….están provocando que éstas instituciones apuesten decididamente por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
 
 
© Pierre Tremblay/Masterfile

Clock face in rock
El avance de la ciencia y de la tecnología, los procesos de cambio e innovación y la reformulación de distintas disciplinas científicas nos conducen progresivamente a un nuevo tipo de sociedad, donde las condiciones de trabajo, el ocio o los mecanismos de transmisión de la información, por ejemplo, adoptan nuevas formas. Todas estas revoluciones plantean un cambio de vida en los individuos que obliga al replanteamiento de un nuevo modelo educativo.
 
Las instituciones educativas se encuentran en transición. Los cambios en el mundo productivo, la evolución tecnológica, la sociedad de la información, la tendencia a la comercialización del conocimiento, la demanda de sistemas de enseñanza-aprendizaje más flexibles y accesibles a los que pueda incorporarse cualquier ciudadano a lo largo de la vida, etc….están provocando que éstas instituciones de educación superior apuesten decididamente por las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).
 
El avance de las telecomunicaciones ha dado pie a la idea de incorporar estos recursos al proceso de formación. El reto actual que tienen las institucioneses situar las TIC como medio didáctico y analizar su aplicación educativa superando dificultades de diversa índole como pueden ser: falta de una estrategia institucional, fuerte resistencia del personal académico y administrativo y falta de previsión de costos implicados entre otros.
 
Importancia de la tecnología en el curriculum universitario:
 
En la actualidad, existe una escasez de estudios que de alguna manera articulen curriculum universitario y cambio tecnológico. Roberto Aparisi afirma que si bien la capacidad tecnológica es importante nos encontramos muy lejos de aprovechar su potencial, sin embargo, en el caso de México se observa una preocupación de los académicos por la incorporación de los avances de la ciencia y la tecnología. En diversos programas educativos, este aspecto aparece como un reto pero sin tener claro todavía como incorporar la dimensión tecnológica al curriculum.
 
 
               1-El uso cotidiano de la tecnología en la vida laboral y en las profesiones hará necesario incorporar aplicaciones tecnológicas de forma mucho más amplia en los programas de educación y formación.
 
               2-Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación harán posible organizar la educación de forma diferente y en particular reducir la proporción de la educación basada en el campus.
 
               3-Esto puede conducir a nuevos modelos organizativos, tales como “organizaciones virtuales”, “comunidades virtuales” y consorcios que comparten estudiantes.
 
 
 
 
La respuesta de las universidades ante la globalización:
 
Ante un mundo globalizado, ya no es suficiente saber leer y escribir códigos lingüísticos para comprender la realidad: aquel individuo que no tenga los instrumentos para decodificar los mensajes de la tecnología de la información y comunicación, puede llegar a ser identificado como un nuevo tipo de analfabeto. Es indudable que en la sociedad circulan múltiples mensajes vinculados a los espacios, a los cambios tecnológicos, pero es válido señalar que las respuestas a tales cambios son aún escasas y débiles.
 
 
 
 
 
Aunando a lo anterior, la educación superior debe considerar cuatro importantes temas que convergen en este momento:
 
          A-La importancia del conocimiento como un factor clave para determinar seguridad, prospectiva y calidad de vida.
 
          B-La naturaleza global de nuestra sociedad.
 
         C-La facilidad con la que la tecnología- computadoras, telecomunicaciones y multimedia- posibilitan el rápido intercambio de información.
 
         D-El grado en el que la colaboración informal (sobre todo a través de redes) entre individuos e instituciones están reemplazando estructuras sociales más formales como corporaciones, universidades, gobiernos.
 
         E-Todos ellos afectan directamente a la función que las universidades cumplen en la sociedad. Estos cambios de papel ponen de manifiesto la necesidad de un debate en relación con las consecuencias positivas y negativas que trae la globalización.
Frecuentemente podemos encontrar posturas de aceptación acrítica de la tecnología, pero la respuesta de las universidades a estos retos no puede ser estándar. Cada universidad debe responder desde su propia especificidad partiendo desde el contexto en que se encuentre, considerando la sociedad a la que debe servir, teniendo en cuenta la tradición y las fortalezas que posee.
 
Integración de las TIC en el quehacer docente:
 
La incorporación de las TIC en el proceso de mediación y la consecuente evolución en el concepto de enseñanza, fruto a su vez, de una transformación social, afecta elementos para la propia organización, las características, necesidades e intereses del alumno, el tipo de cursos y evidentemente, la metodología y los medios técnicos que se utilizan.

El alumno es el verdadero protagonista, el único responsable de su aprendizaje. Sin embargo, si echamos la vista atrás y tratamos de recordar las diferentes experiencias educativas que hemos tenido a lo largo de nuestra vida, veremos que apenas cumplen esas premisas. Por regla general, la mayor parte de ellas eran monopolizadas por profesores que acaparaban el espectáculo, muchas veces situados en un estrado como símbolo de su autoridad y jerarquía. Cuando estábamos en el colegio, jamás olvidamos que el profesor tenía el poder absoluto de poner las notas y aprobar o suspender a los alumnos.

Tal vez cuando no exista esa relación, les sea más sencillo conectar con los intereses reales de sus clientes, los estudiantes. Su labor consistía en impartir lecciones magistrales, recitar cantidades industriales de datos e información que atravesaban nuestro oído sin pasar por el cerebro y sin dejar huella ni impacto profundo. Por eso, no es que lo hayamos olvidado, es que nunca lo llegamos a aprender. La premisa era: Yo sé, tú no sabes, yo te cuento. Hablaban y hablaban durante horas, durante días, durante años a legiones de alumnos diferentes pero que siempre se comportaban igual. Debe resultar duro saber de antemano que los alumnos que están enfrente no tienen apenas interés en aprender lo que el profesor tiene la obligación de enseñarles.

 

 

 

 

Hoy el profesor sigue haciendo el 95% del trabajo. El aprendizaje depende demasiado del profesor, y ya hemos comprobado en carne propia que hay profesores buenos y malos. Todavía no se tiene en cuenta la eficiencia de desarrollar una sola vez un contenido de calidad en lugar de que haya miles de profesores impartiendo sus propios cursos una y otra vez, año tras año. Para cerrar el círculo, tratamos de medir el conocimiento de los alumnos a través de exámenes.

Nosotros los alumnos nos limitábamos a escuchar callados durante horas, tratar de no dormirnos, memorizar lo necesario para aprobar el examen y continuar avanzando. Éramos meros asistentes, casi nunca participantes. Nadie nos preguntó jamás por nuestros intereses, por nuestras necesidades, casi nunca se trató de hacerlo entretenido.

Curiosamente el único negocio donde el cliente nunca tiene la razón. Al cabo de pocos meses, habíamos olvidado casi todo lo “aprehendido” y lo poco que recordábamos, éramos incapaces de encontrarle aplicación práctica:

a- ¿Integrales y derivadas?

b- ¿Latín?

c- ¿Trigonometría?

d- ¿las leyes de Mendel?

e- ¿la tabla de los elementos?

 

Y sin embargo ¿donde aprendemos comunicación, relaciones sociales, a razonar, a hablar en público y presentar y defender nuestras ideas ante otros?

Ese tipo de cosas solo se aprenden con mucha práctica. Pensar que esta labor del profesor es enseñar y esta actividad de alumno es aprender es una ilusión. Y para un profesor vocacional es simplemente frustrante.

Internet ha favorecido el acceso de la información y facilitado su distribución. La educación viene a nosotros. Anytime, anywhere. Genial. Lo grave es que el problema continúa siendo el mismo.

La versión online se limita a virtualizar lo presencial. El alumno sigue siendo el mismo espectador que era antes y además ahora está solo, con un artefacto tecnológico por medio (el ordenador) y las autopistas de la información que rara vez se comportan como tales. Por si fuera poco, la mayor parte de los contenidos dejan mucho que desear, al igual que ocurre con la mayoría de los cursos presenciales.

 

Las TIC se han convertido en un eje transversal de toda acción formativa donde casi siempre tendrán una triple función: como instrumento facilitador los procesos de aprendizaje (fuente de información, canal de comunicación entre formadores y estudiantes, recurso didáctico…), como herramienta para el proceso de la información y como contenido implícito de aprendizaje (los estudiantes al utilizar las TIC aprenden sobre ellas, aumentando sus competencias digitales).
Así, hoy en día los formadores necesitan utilizar las TIC en muchas de sus actividades profesionales habituales (ver http://dewey.uab.es/pmarques/docentes.htm):
 
                              a– En la fase PRE-ACTIVA de preparación para la intervención: para buscar información con la que planificar las intervenciones formativas y definir y actualizar los contenidos de los programas formativos; para preparar o seleccionar apuntes, materiales didácticos y actividades formativas para los estudiantes; para buscar páginas web, bibliografía y otros materiales de repaso o ampliación de conocimientos; para documentarse sobre lo que hacen otros colegas y otras instituciones con el fin de mejorar la propia práctica; para elaborar la propia web docente, centro de recursos personal donde cada formador va ordenando los materiales digitales propios y los enlaces de Internet que tienen interés para su trabajos y sus estudiantes; etc…

                               b– En la fase ACTIVA de intervención formativa. Si la formación se imparte on-line, a través de un Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA), las TIC constituyen la infraestructura básica imprescindible, la plataforma tecnológica que facilita los recursos para el aprendizaje y la interacción entre formadores y estudiantes (materiales didácticos, aulas virtuales, foros, tutorías…). Si la formación es presencial, el apoyo de las TIC cada vez resulta más indispensable: utilización de materiales informativos y didácticos digitalizados en las actividades de enseñanza y aprendizaje que se realicen con los estudiantes, utilización de infraestructuras tecnológicas de apoyo didáctico como la pizarra digital y las aulas informáticas, tutorías complementarias on-line, foros de discusión entre formadores y alumnos, asesoramiento a los estudiantes en el uso de las TIC, tal vez ejercicios autocorrectivos y alguna prueba de evaluación on-line, etc.
                                 c– Finalmente, en la fase POST-ACTIVA, las TIC facilitan la propuesta de actividades complementarias a realizar, la recepción de trabajos y envío de comentarios y correcciones on-line, la atención de nuevas consultas mediante la tutoría virtual, la realización de algunas gestiones administrativas del formador (entrada de notas…) telemáticamente, etc.
 mazzucchelli_empoderamiento
A partir de estas consideraciones, que abarcan un amplio espectro de las actividades del formador, se comprende que para integrar y utilizar con eficiencia y eficacia las TIC el formador necesita una buena formación técnica sobre el manejo de estas herramientas tecnológicas y también una formación didáctica que le proporcione un “buen saber hacer pedagógico” con las TIC. Por las múltiples aplicaciones innovadoras que tiene en todos los ámbitos de nuestra sociedad, el conocimiento y aprovechamiento personal y profesional de los servicios que proporciona Internet constituye la parcela más relevante de las competencias en TIC que deben tener los formadores, sin olvidar el resto de las competencias básicas en TIC que necesita todo ciudadano y otras competencias TIC específicas de su campo profesional, muy especialmente la aplicación de estos instrumentos tecnológicos con fines didácticos para facilitar los aprendizajes de los estudiantes.
      
     
En definitiva, y de acuerdo con diversos estudios realizados al respecto (Majó y Marquès, 2002; Tejada, 1999), podemos resumir así las competencias en TIC que deben tener los docentes:
          – Tener una actitud positiva hacia las TIC, instrumento de nuestra cultura que conviene saber utilizar y aplicar en muchas actividades domésticas y laborales.
           – Conocer los usos de las TIC en el ámbito educativo.
           – Conocer el uso de las TIC en el campo de su área de conocimiento.
           – Utilizar con destreza las TIC en sus actividades: editor de textos, correo electrónico, navegación por Internet….
            – Adquirir el hábito de planificar el currículum integrando las TIC (como medio instrumental en el marco de las actividades propias de su área de conocimiento, como medio didáctico, como mediador para el desarrollo cognitivo)
            – Proponer actividades formativas a los alumnos que consideren el uso de TIC
           – Evaluar el uso de las TIC
        
       
   
         
– ACTUALIZACIÓN PROFESIONAL
        
. Conocimiento de las posibilidades de utilización de los recursos en soporte TIC en la docencia y para la organización y gestión de las instituciones formativas.
     . Conocimiento de las ventajas e inconvenientes de los entornos virtuales de aprendizaje frente a los sistemas de aprendizaje presencial con apoyo TIC..
     . Acceso a las fuentes de información y recursos en soporte TIC (revistas, portales especializados, webs temáticas, foros telemáticos…) dedicadas a las labores de los formadores.
       
. Conocimiento de las repercusiones de las TIC en el campo de conocimiento que se imparte
       
. Acceso a las fuentes de información y recursos en soporte TIC sobre las materias que imparte.
        
. Utilización de los programas informáticos relevantes y específicos de las materias que imparte.
         
. Acceso a algunas de las múltiples fuentes de formación e información general que proporciona Internet (bibliotecas, cursos, materiales formativos, prensa…).
      
       
            
Integración de recursos TIC (como instrumento, como recurso didáctico y como contenido de aprendizaje) en los planes docentes y programas formativos.:
     
    a . Evaluación objetiva de recursos educativos en soporte TIC.
     
    b . Selección de recursos TIC y diseño de intervenciones formativas contextualizadas; organización de las clases.
        
 Aplicación en el aula de nuevas estrategias didácticas que aprovechen los recursos TIC:
        
          a-Algunos profesores utilizan recursos TIC relacionados con los contenidos de su asignatura, otros utilizan recursos que no tienen relación específica con la asignatura para realizar actividades innovadoras

b– Presentar organizadores previos con buenos conceptos inclusores antes de que hagan las actividades con apoyo TIC.
        
           c– Uso de las funcionalidades de la pizarra digital en el aula . Aprovechar los (contenidos, interacción, multimedia, ubicuidad en Internet… motivación) como apoyo a la orientación del aprendizaje, para individualizar los aprendizajes y tratar mejor la diversidad: necesidades formativas, ritmos, preferencias, tiempos y espacios disponibles para el estudio…
          d– Aprovechar la interactividad de los materiales didácticos multimedia para que los estudiantes realicen prácticas para mejorar los aprendizajes.
          e– Realización de trabajos de autoaprendizaje a partir de búsquedas en Internet y presentación de los mismos en el aula con apoyos audiovisuales o digitales.
          f– Realizar investigaciones guiadas tipo Webquest.

g– Facilitar a los estudiantes el acceso a diversas fuentes y distintas formas de representar la información. Proporcionar recursos de apoyo y actualización de conocimientos.

h– Buscar otras webs de interés para la asignatura.
          g– Que los estudiantes hagan síntesis de un tema y luego lo pongan en un blog o lo presneten.

h– Realización de trabajos grupales en las aulas multiuso e informáticas
          i– Actividades de aprendizaje basado en proyectos.
          j– Realización de proyectos colaborativos en soporte TIC a partir de las fuentes informativas de Internet y con la ayuda de los canales comunicativos telemáticos

k– Organizar actividades de trabajo colaborativo que relacionen los aprendizajes con la vida cotidiana, para reforzar los aprendizajes significativos con el contraste de opiniones (se integrará todo más con los conocimientos anteriores); de esta manera se pueden compensar las limitaciones (las respuestas son limitadas y preseterminadas, falta de socialización, poca significabilidad de los aprendizajes, dificultades para transferir los aprendizajes…) de muchos programas educativos de corte conductista.
          l– Buscar otros expertos en Internet (actividades con videoconferencia…)
          ll– Aprovechamiento didáctico de los recursos que proporcionan los “mass media”. Uso de las fuentes de información para conocer problemas reales del mundo.
         m -Enseñar a los alumnos el autoaprendizaje con la ayuda de las TIC, ya que estos materiales pueden promover su aprendizaje autónomo. Que sepan lo que éstas les pueden aportar y lo que no.

n-Elaboración de apuntes, presentaciones y materiales didácticos multimedia de apoyo para los estudiantes (Clic, Hot Potatoes…) y contemplar aspectos de accesibilidad.

ñ-Uso eficiente de las tutorías virtuales y de otras ayudas tecnológicas para la tutoría y la orientación: identificación de las características de los alumnos, seguimiento de sus actividades, informes….. Uso de ayudas TIC para la autoevaluación y la evaluación de los estudiantes y de la propia acción formativa. Hacer que los estudiantes identifiquen y valoren los nuevos aprendizajes y los relacionen con sus conocimientos previos
          o-Uso de las funcionalidades que proporcionan las intranet y las web de centro (verhttp://dewey.uab.es/pmarques/intranets.htm).

p-Confección de la web docente con una selección de recursos de utilidad para los estudiantes (ver http://dewey.uab.es/pmarques/webdocen.htm)..
game-1878121_1920.jpg
– ACTITUDES:
      
1.
Actitud abierta y crítica ante la sociedad actual (era Internet, Sociedad de la Información) y las TIC (contenidos, entretenimiento…)
              2· Estar predispuesto al aprendizaje continuo y a la actualización permanente.
               3. Actitud abierta a la investigación en el aula para aprovechar al máximo las posibilidades didácticas de los apoyos que proporcionan las TIC.
                4. Actuar con prudencia en el uso de las TIC (indagar la procedencia de mensajes, evitar el acceso a información conflictiva y/o ilegal, preservar los archivos críticos)
       
LA FORMACIÓN DE LOS DOCENTES 
        
La mejor manera de lograr esta nueva capacitación en TIC del profesorado que ya está en activo es promoviendo la adecuada formación desde el propio centro, incentivando el uso y la integración de las TIC a partir de la consideración de sus necesidades, orientada a la acción práctica (para que no se quede solo en teoría) y, por supuesto, facilitando los adecuados medios tecnológicos y un buen asesoramiento continuo. Por otra parte, esta cada vez más sentida necesidad de formación en TIC por parte del profesorado puede aprovecharse por parte de la administración educativa para promover la no siempre tan sentida, pero a veces igualmente necesaria, actualización didáctica. Un objetivo más difícil aún si cabe.
Hay que tener en cuenta que aún hay muchos docentes que ven con recelo e indiferencia el uso de estos recursos.
El origen de estas actitudes negativas por parte de un sector de los docentes suele encontrarse en alguna de las siguientes circunstancias:
        
          a– Poco dominio de las TIC, debido a una falta de formación, lo que genera: temor, recelo, impotencia, ansiedad…

b– Influencia de estereotipos sociales, por falta de conocimiento sobre las verdaderas aportaciones de las TIC y su importancia para toda la sociedad. Así algunos docentes se identifican con expresiones del tipo: “son caras, sofisticadas y no han demostrado su utilidad”, “son una moda”, “son otro invento para vender”, etc.

c– Reticencias sobre sus efectos educativos, por falta de conocimiento buenas prácticas educativas que aprovechen las ventajas que pueden comportar las TIC. De esta manera, y tal vez considerando solamente experiencias puedan conocer en las que se ha hecho un mal uso de estos materiales, algunos profesores creen que deshumanizan, no son útiles, no aportan casi nada importante, tienen efectos negativos, dificultan el trabajo educativo…

           d– Prejuicios laborales: creencia de que no compensan el tiempo necesario de preparación, temor a que sustituyan a los profesores, etc.
Por ello el profesorado debe ver la necesidad y la utilidad de las TIC en su quehacer docente e investigador, debe descubrir sus ventajas, debe sentirse apoyado en todo momento, porque si no lo ve necesario y factible ¿hasta que punto se le puede forzar a una actualización de competencias tecnológicas sin vulnerar sus derechos, su “libertad de cátedra”?
Los modelos básicos de formación del profesorado se centran en los siguientes aspectos:
        
          a- la adquisición de conocimientos: sobre sus asignatura, sobre Didáctica…
          b- el desarrollo de habilidades relacionadas con el rendimiento didáctico.
          c- el desarrollo integral del profesorado, su autoconcepto…
          d- la investigación en el aula, buscando continuamente nuevas soluciones a los problemas que presenta cada contexto educativo. Se busca la reflexión sobre la práctica docente, y se utilizan técnicas de investigación-acción.
En cualquier caso, las competencias necesarias para una persona que se dedique a la docencia deben contemplar cuatro dimensiones principales:
          – Conocimiento de la materia que imparte, incluyendo el uso específico de las TIC en su campo de conocimiento, y un sólido conocimiento de la cultura actual (competencia cultural).

– Competencias pedagógicas: habilidades didácticas (incluyendo la didáctica digital), mantenimiento de la disciplina (establecer las “reglas de juego” de la clase), tutoría, conocimientos psicológicos y sociales (resolver conflictos, dinamizar grupos, tratar la diversidad…), técnicas de investigación-acción y trabajo docente en equipo (superando el tradicional aislamiento, propiciado por la misma organización de las escuelas y la distribución del tiempo y del espacio). Debe actuar con eficiencia, reaccionando a menudo con rapidez ante situaciones siempre nuevas y con una alta indefinición (una buena imaginación también le será de utilidad) y sabiendo establecer y gestionar con claridad las “reglas de juego” aceptadas por todos.
          – Habilidades instrumentales y conocimiento de nuevos lenguajes: tecnologías de la información y la comunicación (TIC), lenguajes audiovisual e hipertextual…

– Características personales. No todas las personas sirven para la docencia, ya que además de las competencias anteriores son necesarias: madurez y seguridad, autoestima y equilibrio emocional, empatía, imaginación…
El profesor debe tener entusiasmo (creer en lo que hace, vivirlo, de manera que transmita el entusiasmo y la pasión de aprender a los estudiantes), optimismo pedagógico (ante las posibilidades de mejora de los estudiantes), liderazgo (que nazca de su actuación abriendo horizontes a los estudiantes y representando la voluntad del grupo, de su dedicación y trato, de su ejemplo y valores…). Debe dar afecto (no por lo que hacen, sino por lo que son) que proporcionará la imprescindible seguridad, y debe dar confianza (creyendo en las posibilidades de todos sus alumnos; las expectativas se suelen cumplir) que reforzará el impulso de los estudiantes para demostrar su capacidad.
         
Estas competencias, que deberían permitir desarrollar adecuadamente las funciones que señalamos en el apartado anterior, deberían proporcionarlas los estudios específicos que preparan para este ejercicio profesional. Hay que tener en cuenta que, según diversos estudios, después de los factores familiares, la capacidad del profesor es el factor determinante más influyente en el éxito de los estudiantes, con independencia de su nivel socioeconómico.

No obstante, exceptuando al profesorado de enseñanza infantil y primaria (que hacen una carrera específica de tres años), en los demás casos no siempre quedan aseguradas estas competencias pedagógicas (que se obtienen mediante la realización de un curso de capacitación pedagógica. CAP). Por otra parte, los sistemas de selección (al menos los del sector público de la enseñanza), no suelen considerar demasiado las habilidades instrumentales en TIC y tampoco se analizan sistemáticamente las cualidades psicológicas personales.

 

 

 

 

Ahora la sociedad está sometida a vertiginosos cambios que plantean continuamente nuevas problemáticas, exigiendo a las personas múltiples competencias procedimentales (iniciativa, creatividad, uso de herramientas TIC, estrategias de resolución de problemas, trabajo en equipo…) para crear el conocimiento preciso que les permita afrontarlas con éxito.

Por ello, hoy en día el papel de los formadores no es tanto “enseñar” (explicar-examinar) unos conocimientos que tendrán una vigencia limitada y estarán siempre accesibles, como ayudar a los estudiantes a “aprender a aprender” de manera autónoma en esta cultura del cambio y promover su desarrollo cognitivo y personal mediante actividades críticas y aplicativas que, aprovechando la inmensa información disponible y las potentes herramientas TIC, tengan en cuenta sus características (formación centrada en el alumno) y les exijan un procesamiento activo e interdisciplinario de la información para que construyan su propio conocimiento y no se limiten a realizar una simple recepción pasiva-memorización de la información .

 

 
El potencial para la comunicación y acceso a la información de estas herramientas nos permite un “valor añadido” a los procesos de enseñanza-aprendizaje que, en función de su adecuación didáctica, ofrece la posibilidad de mejorar estos procesos. El reto del profesor universitario no se limita a transformar cursos prescenciales en formatos multimedia sino más bien en adoptar un nuevo modelo de enseñanza que nos permita reconceptualizar los procesos de enseñanza-aprendizaje y de construcción del conocimiento.
 
El primer peligro que las TIC se pueden encontrar en el intento de diseñar y desarrollar una aplicación didáctica acorde a los principios constructivistas es creer en el uso de formas didácticas cuyo uso en la enseñanza presencial ha dado un fruto positivo y pensar que puede suceder lo mismo en este caso.
 
Una segunda amenaza sería generar un planteamiento que no integrara la equiparación de los principios individuales y sociales, que permitieran trabajar la vertiente sociocultural junto a la individual en el proceso educativo.
 
Contribuciones de las TIC al campo educativo:
 
Entre las contribuciones que las TIC, sobre todo las redes telemáticas, hacen al campo educativo se encuentra el abrir un abanico de posibilidades de uso que pueden situarse tanto en el ámbito de la educación a distancia, como en el de modalidades de enseñanza presencial.
 
Para diseñar y desarrollar entornos de formación basados en estas tecnologías habrá que tener presente esta circunstancia y plantear situaciones que se adapten a una diversidad de situaciones. Conocer las posibilidades que las características de las distintas aplicaciones y entornos que pueden ser utilizados es crucial para sacar el máximo partido de estas tecnologías.
 
Para las Instituciones de Educación Superior serán entornos tecnológicos de información y telecomunicación aquellos que:
 
                        1-Propicien a los aprendices la posibilidad de participar activamente en el proceso de aprendizaje e incentiven esta participación.
 
                        2-Permitan que el aprendiz dirija por sí mismo su aprendizaje, se implique en su planificación y actividades.
 
                       3-Respeten la independencia de los aprendices y la confianza que estos tienen en su propia capacidad para responder preguntas y resolver problemas a partir de sus conocimientos y experiencias.
 
                        4-Faciliten la interactividad y el “aprender haciendo” por encima de otros procedimientos en los que la implicación del aprendiz es menor.
 
                        5-Se dirijan a la adquisición o mejora de habilidades que sean útiles para el desempeño cotidiano del aprendiz.
 
                       6-Consideren problemas y situaciones reales como punto de partida, haciendo sentir al aprendiz que la actividad que realiza está estrechamente ligada a las necesidades.
 
 
El grado de innovación que ha significado el uso de las TIC en las instituciones de educación superior está relacionado con la influencia que estos medios han tenido sobre los demás elementos que configuran los acto didáctico y que habría que analizar a través del comportamiento del modelo didáctico mediador.
 
Las TIC deben adaptarse a las tendencias que constituyen desafíos en esta sociedad de la información, los tiempos modernos han pasado a la historia, hoy en día tenemos que afrontar la transtocación de los aspectos sociales que hace algunos años parecían inamovibles, pensar y actuar de manera implica la importancia de incorporar crítica y significativamente, al cambio tecnológico en todas las áreas de conocimiento. Debemos pensar en el cambio tecnológico como un contorno social que aporta elementos para la reconstrucción del vínculo curriculum-sociedad.
 
 
Diciendo que la tecnología es “sólo una herramienta” puede ser una afirmación muy peligrosa. Yo entiendo que cuando la gente dice esto, ellos están simplemente tratando de señalar que la tecnología es un periférico que nos permite hacer las cosas que queremos hacer mejor que antes.
 
Puedo estar de acuerdo con ese concepto, pero el problema con esta forma de pensar es que a menudo se acostumbra a ver la tecnología sólo como un medio para automatizar o que la práctica actual más eficiente. Hay muy pocas personas que participan en cualquier nivel de educación que cree que la tecnología no es necesaria para nuestros estudiantes.
 
Cuando no estamos de acuerdo es en cómo vamos a utilizar y más a menudo existe una falta de comprensión y aprecio por la naturaleza trans-formación de la tecnología.
 
La pregunta que mi colega Darren Kuropatwa pide en muchas de sus presentaciones es ” ¿Qué es lo que puedo hacer ahora que no podía hacer antes ? es una cuestión fundamental que debe plantearse de manera más. Muchas de las personas usan la tecnología implica simplemente más rápido y más eficiente, no diferentes.
 
¿O sea,es la tecnología sólo una herramienta? Esa declaración minimiza los cambios y los cambios que ofrece la tecnología y permite a las personas utilizar la tecnología para perpetuar las malas prácticas, más pruebas y buscar la eficiencia y simplicidad en lugar del desorden que viene de conexiones personalizadas a las pasiones e intereses.
 
Si bien yo defiendo en gran medida de la capacidad de utilizar la tecnología para compartir y establecer colaboraciones (estar conectados) como decia George Siemens, , la habilidad para nosotros para aprovechar la tecnología para crear proyectos, no es posible sino cambia lo que entendemos por aprendizaje.
 
Decisions
Me preocupa a veces sobre los esfuerzos para “incorporar la tecnología” en nuestras aulas. Gran parte de esta infusión se trata sólo de continuar con la práctica actual y la tecnología de riego la situamos en la parte más arriesgada de este proceso, que ya está bien, claro, y entonces lo llamamos, innovación.
 
Esto es cuando la consideramos “solo” es sólo una herramienta. Cuando la tecnología transforma la manera en que aprendemos, nos ofrece un campo inexplorado de nuevas experiencias y oportunidades, que es mucho más que una herramienta, sino un entorno completamente nuevo, conforma un verdadero Escenario de Aprendizaje y además es capaz de hacerlo personalizado y actuar de manera Ubicua, ya que sin ellas eso sería completamente imposible3.
 
Por supuesto, actualmente no estamos utilizando la tecnología para crear Escenarios de aprendizaje, aunque siempre hablamos de ellos. PLE, PLN, SLR, pero realmente no lo hacemos, entre otras cosas porque el SISTEMA nos lo impide,
 
Si bien esta afirmación puede parecer semántica para algunos, representa el único cambio por completo que puede ocurrir si nos dejamos de utilizar plenamente la potencialidad de la tecnología. Esto ni siquiera se trata de algún tipo de mundo utópico de aprendizaje. Con la nueva potencialidad viene nuevos problemas. Pero estos nuevos problemas deben ser vistos y tratados en nuevas formas, estamos en UNA NUEVA ÉPOCA, NO EN UNA ÉPOCA DE CAMBIOS (juandon)
 
Así que la próxima vez que alguien dice que la tecnología es sólo una herramienta, me animo a investigar más acerca de lo que eso significa, porque demasiado a menudo es una manera de minimizar el potencial y el cambio de las tecnologías emergentes.
 
 
Las TICs poseen numerosas ventajas en el proceso enseñanza-aprendizaje tales como:
 
          – Elimina barreras espacio-temporales entre el profesor y los alumnos y viceversa.
 
          – Crea escenarios mas atractivos, interesantes y flexibles para el aprendizaje.
 
          – Potencia el autoaprendizaje. También proporciona un aprendizaje independiente, colaborativo y en grupo.
 
          – Facilita una formación permanente tanto por parte del alumnado como del docente.
 
          – Deja atrás la idea de las instituciones escolares como único escenario formativo.
 
          – Aporta nuevas formas para la tutorización de los estudiantes.
 
 
           – Las TICs proporcionan nuevos y mejores aprendizajes a niños y niñas con necesidades educativas especiales.
Aunque también poseen desventajas:
 
– La existencia de tanta información provoca un exceso de ésta con lo que el alumno/a esta obligado a poseer criterios de selección. Aunque desde mi punto de vista este criterio de selección es necesario ya que así tendremos niños y niñas críticos y capaces de decidir por si mismos.
 
– La incorporación de estos avances en educación requiere un gran desembolso económico.
 
– No solo basta con incorporar las TICs a la educación sino que además debe existir un profesorado capaz de manejarlas con eficiencia y eficacia.
 
 
¿Cómo nos estamos preparando para enfrentar este reto? (maestros; Escuelas o Universidades; Directores, Administradores y Decanos; Comunidad y Gobierno. ¿Cómo será la Educación del siglo XXI?.
 
Según Gonella (2006) Requerimos de fuerte liderazgo y trabajo en equipo altamente capacitado, Innovación permanente, asumiendo todos los actores su rol de impulsor y soporte, desarrollando verdaderas soluciones en TIC para asumir el gran reto que tenemos en la actualidad;
Tomando en consideración esta aseveración entonces los siguientes actores deben tener ciertas condiciones para asumir esta responsabilidad y lograr el éxito:
 
                          Ø Gobierno: Las políticas educativas deben ser clara y sus metas tienen que ser a corto y mediano plazo y deben estar orientadas a la organización del sistema educativo nacional en el contexto de las nuevas tecnologías.
 
                          Ø Comunidad: Deben ser garantes y vigilantes que las políticas gubernamentales estén orientadas a satisfacer las necesidades de la nueva sociedad de la era tecnológica.
 
                          Ø Escuelas o Universidades: Son estas instituciones las encargadas de proponer modelos de gestión contextualizado en las TIC orientadas a la formación de individuos aptos y productivos dignos representante de la sociedad actual.
 
                         Ø Directores, Administradores y Decanos: Son los Gerentes que deben planificar, organizar, ejecutar y controlar los procesos que se desarrolla dentro de las instituciones que dirigen.
 
                         Ø Docentes: Es necesario que cambie su rol para estar de cara a la época actual donde la norma es y será la turbulencia y en donde ya no es el líder del proceso educativo, porque ahora existe un liderazgo compartido.
 
 
 
La Educación del siglo XXI de acuerdo a Ferreíro (2004) esta centrada en el estudiante y en su desarrollo integral, es decir su formación es: académica. Social, humanista y política. El estudiante es el responsable directo de su aprendizaje y el docente cumple es un rol de facilitador.
FUENTE: Gonella, C (2006). Sociedad de la Información y Gobiernos en América Latina. USA
 
Vamos comprendido que si bien el uso de TIC es pilar fundamental de calidad en el proceso de enseñanza – aprendizaje, su adopción se encuentra inmersa en un proceso mucho más importante y complejo que es la innovación de la docencia.
 
Es importante por esto tener presente que un modelo como el que se plantea, necesariamente debe ser abordado desde distintas aristas, donde no se puede descuidar ninguna, independiente del grado de importancia que adquieran en el desarrollo del proceso. El complemento de todos los elementos inmersos en este proceso: Pedagogía, Tecnología, Cultura y Aprendizaje Organizacional, son relevantes por sí solos y en su conjunto.
 
Entonces, las instituciones de educación para mantenerse vigentes y competitivas, deben adecuar sus procesos de innovación en forma permanente de acuerdo a los cambios que puedan darse en el contexto educativo, tecnológico y social.
 
De ahí la importancia de mantener redes colaborativas, con el objetivo de compartir información, experiencias, proyectos comunes, apertura al conocimiento y otros, propiciando un avance continuo que permita mantener un nivel de calidad, acorde a las exigencias de la globalización.
 
En el contexto educativo, la presión pedagógica se ha visto enfrentada a una presión tecnológica, igualmente fuerte, que tiene como objetivo el mejoramiento de los aprendizajes. Sin embargo, como sostiene Laurillard, quizás la tecnología pueda tener éxito donde han fracasado las innovaciones educacionales
 
Si bien las TIC, aisladamente, sólo representan un medio, no se les debe restar importancia en el contexto educativo, ya que su uso con un trasfondo pedagógico adecuado, resulta una herramienta potente en la formación de profesionales altamente competentes en el mundo globalizado.
 
demás de la participación activa y motivada del profesorado, se necesita un fuerte compromiso institucional. La cultura organizacional en una institución de educación superior, promueve la producción e investigación, estimulándolas por medio de varios tipos de incentivos. En este sentido, la docencia y los procesos que permiten su innovación se ven en desventaja. Sin embargo, actualmente estos procesos han adquirido relevancia estratégica para las universidades.
 
Es difícil dar una receta para innovar en la docencia incorporando tecnologías de información y comunicación, y dar indicaciones claras y detalladas de lo que se debe realizar para obtener el éxito, puesto que se debe considerar que si no se toman adecuadamente las condiciones del contexto real, simplemente no funcionará. Sin embargo, contar con un modelo que esté sustentado en la articulación coherente de la pedagogía y la tecnología, que sea flexible y que permita su adaptación a partir de la experiencia real, es una herramienta de incuestionable valor para el desarrollo de un mejor proceso de incorporación de TIC.
 
La fase de Integración de recursos en el proceso de enseñanza –aprendizaje, está dirigida al establecimiento de estrategias formales y exigencias mínimas que gobiernen la introducción de innovaciones con uso de Tic en la Institución, lo cual implica cambios profundos en los planes y programas de estudios, reflejados en las prácticas docentes:
 
 
 
—Construcción de Teoría – medios para pensar.
Software de Visualización (Eje: http://www.acdlabs.com/download)
 
—Ambientes de Realidad Virtual
Modelos Matemáticos (Eje: Simcalc, Proyectiles)
 
—Acceso a Información
Bases de Datos
Bibliotecas (Eje: http://www.librodot.com)
Hemerotecas, etc.
 
—Recolección de Datos – uso de la Tecnología para extender los sentidos.
Instrumentos científicos remotos, accesibles por Internet
Laboratorios basados en microcomputadores con apoyo de sensores, sondas, etc (Eje: http://www.pasco.com).
Plantillas para diseñar encuestas, disponibles en Internet.
Medios para la Comunicación.
 
—Preparación de Documentos.
Procesador de Textos (Word)
Verificador de Ortografía
Software de Presentaciones (http://www.eduteka.org/ArtesVisuales9.php)
Software para Diseñar Páginas Web (http://www.eduteka.org/ArtesVisuales10.php)
 
—Comunicación con Otros – estudiantes, maestros, expertos, etc…
Correo electrónico (e-pals; World links; Educational World )
Foros
Chats
Medios para Colaborar
 
—Preparación de Documentos o Proyectos en grupo (Lotus Notes)
Ambientes Colaborativos (Conexiones, Globe )
 
—Medios para Enseñar
Software de tutoría o de práctica
Plataformas para cursos en línea
C. Medios para la Construcción
 
—Software de Diseño Asistido por Computador (http://www.eduteka.org/ArtesVisuales5.php)
D. Medios para la Expresión
 
Programas para Composición Musical (http://www.eduteka.org/ExpresionMusical.php)
 
 
Jonassen ha planteado una clasificación para aquellos contenidos que pueden usarse, según sus criterios, como herramientas de la mente. Consisten en aplicaciones de los computadores que, cuando son utilizadas por los estudiantes para representar lo que saben, necesariamente involucran su pensamiento crítico acerca de lo que están estudiando.
 
El apoyo que las tecnologías deben brindarle al aprendizaje no es el de intentar la instrucción de los estudiantes, sino, más bien, el de servir de herramientas de construcción de conocimiento, para que los estudiantes aprendan con ellas, no de ellas. De esta manera, los estudiantes actúan como diseñadores, y los computadores operan como sus Herramientas de la Mente para interpretar y organizar su conocimiento personal.
 
 
juandon
 
 
 
 
REFERENCIAS:
 
Farnos Miro, Juan Domingo INNOVACION Y CONOCIMIENTO http://juandomingofarnos.worspress.com
 
CEO Forum “Year 3 Report. The power of Digital Learning: Integrating Digital Content” Junio 2000. (www.ceoforum.org/).
 
Means, B. (1994). Introduction: Using technology to advance educational goals. In B. Means (Ed.), Technology and education reform: The reality behind the promise (pp. 1-21). San Francisco, CA: Jossey-Bass.
 
Bruce,B.C., Levin, J.A. “Educational Technology: Media for Inquiry, Communication, Construction, and Expression” Journal of Educational Computing Research, 1997, Vol.17 (1) pp 79 – 102. Disponible en http://www.isrl.uiuc.edu/~chip/pubs/taxonomy/
 
[4] Dewey, John (1.943), “The Child and the Curriculum/ The School and Society”, University of Chicago Press
 
Publicación de este documento en EDUTEKA: Febrero 06 de 2003.
Última modificación de este documento: Febrero 06 de 2003.
 
Usted puede citar este documento en la siguiente forma:
EDUTEKA, (2003, Febrero 06), Un Modelo para Integrar TICs en el Currículo, Contenidos; EDUTEKA, Edición 16, Descargado: Sábado 17 de Febrero de 2007, de http://www.eduteka.org/tema_mes.php3?TemaID=0017
 
Belloch, Consuelo. (2000). La Educación en la Sociedad de la Información. Universidad de Valencia, España. http://cfv.uv.es/belloch/Edu_tema2.htm.
 
Taller Mesoamericano y del Caribe de Biblioteca Digital y Educación a Distancia. García G, Fidel. La Universidad del Siglo XXI como Modelo de Industria de la Información y el Conocimiento. Universidad de Camagüey, Cuba (2001).
 
Grupo EIDOS Latinoamérica. Perspectivas de la Formación Virtual a Través de Internet: Introducción a los LMS. http://www.alhambra-eidos.com/html/index.html.
 
Marqués G, Pere. 2003. La Cultura Tecnológica en la Sociedad de la Información. http://dewey.uab.es/pmarques.
 
Robbins, Stephen. (2004). Comportamiento Organizacional. Editorial Pearson Educación, 10ª Edición, México.
 
Stoner, James. (1996). Administración. Editorial Prentice – Hall, 6ª Edición. Hispanoamericana.
 
Blásquez E, Florentino. (2001). Sociedad de la Información y Educación. 1ra Edición. Junta Extremadura, Conserjería de Educación, Ciencia y Tecnología, Dirección General de Ordenación, Renovación y Centros. Mérida.
 
Berrocoso V, Jesús. Análisis descriptivo y de carácter pedagógico sobre programas informáticos para la implementación de plataformas de aprendizaje electrónico (e-learning). Universidad de Extremadura. España. http://www.sitat.com/nodoeducativo/infor04.htm
 
Anuncios