juandon

hqdefault“Aprender con internet es hacernos preguntas, no busquemos en él, respuestas, y el que pretenda encontrar respuestas, está en el sitio equivocado”… Juan Domingo Farnos

Si nos situamos en tiempos que ya podríamos llamar “ancestrales” antes de la Internet, eran principalmente los tipos académicos que hacían investigación y recopilación de información seria. Internet ha cambiado todo eso. Ahora, hay menos necesidad de solicitar los servicios de un técnico de investigación de la biblioteca. También ya no es la tarea de buscar a través de los catálogos de fichas.

Hoy en día, tenemos motores de búsqueda como Google. Estos motores de búsqueda tienen gran parte del trabajo de investigación. Acabamos de escribir en el motor de búsqueda de un tema de interés y miramos lo que el motor de búsqueda ha encontrado. El sitio web de enlaces que el buscador ha encontrado puede ayudar a aclarar más específicamente lo que necesita ser introducido en el motor de búsqueda siguiente para encontrar exactamente el sitio web con la información necesaria, lo que de alguna manera podríamos relacionar con la EDUCACION, con nuestros aprendizajes,…..

Estamos siempre a un CLIC de otros aprendizajes cuando estamos en los anteriores, en todo caso como esta mañana escuchaba en un Hangout a Stephen Downes y a George Siemens, “nos lo podría llegar a condicionar”, hago clic, si quiero conocer mas cosas o hago clic, si no me interesa y quiero pasar a otra cosa, ya nadie me obliga a aprender algo que no me interesa o no quiero…

También que en las webs que buscamos para nuestros aprendizajes: para contrastar, para mejorar, para retroalimentarnos, en una palabra, nos condicionan, nos dirigen de alguna manera hacia sus planteamientos, que no son los nuestros, evidentemente. Por lo tanto, los sitios web que venden bienes y servicios que no se puede esperar que dar información totalmente imparcial sobre sus productos.,el mismo Google, Netflix….por decir algunos de los más conocidos, por eso las redes sociales que son puro INTERCAMBIO, siendo como las anteriores WEBS, pueden ser de un interés en los aprendizajes, mucho mas moldeables y personalizables, eso sin duda.

También hay, sin embargo, los sitios web de protección de los consumidores en Internet. Los consumidores inteligentes serán hacer un buen uso de ellos.

Además, es importante para evaluar la forma auténtica la información se encuentra en diferentes sitios web. A modo de ejemplo, para aquellos que buscan información de salud, los Institutos Nacionales de Salud dan información de salud basada en la investigación y la práctica médica, respaldada por el reconocimiento oficial de un país, que por otra parte, tampoco debe porque entender esta “oficialidad” como importante para nosotros ni siquiera parecida a lo que nosotros mismos estamos investigando y por tanto, poco plausible para nuestros aprendizajes, pero está dentro de unos patrones digamos que “internacionales”

Ni siquiera la gran cantidad de datos que recibimos y que de alguna manera queremos filtrar, bien sea en pequeños paquetes, para que las primeras informaciones y posteriores conocimientos que vamos transformando no se aparten de nuestra linea de aprendizaje o en grandes cantidades buscando patrones por medio de Big Data, para que de alguna tener un almacén, amanera de las antiguas blibliotecas, para poder recurrir a ellos como fuentes, repositorios…, podrá conseguir los que se entiende por “objetividad” pero que para nosotros no tendrá valor alguno, si no otra distorsión en nuestros objetivos: procesos de aprendizaje.

Y si entramos en la valoración de todo ello, en la evaluación, vemos que no queda más remedio que hacer “nuestra propia autovaloración de las cosas“, incluso dentro del mismo internet, hacerlo de otra manera-tal como venimos haciendo, ya que de esta manera nuestra “subjetividad” será la “objetividad” que la sociedad entiende.

Eso nos lleva a una época que ya no responde a nuestras preguntas, si no que lo que hace es hacernos a nosotros mismos, más preguntas.

Juan Domingo Farnos