juandondesvan de la memoria

En una de mis lecturas, no se si nocturnas o matutinas, leyendo y pensando me he empoderado de algo que creo fundamental: Cuando realizamos un deporte por ejemplo, o hablamos con una persona, o reealizamos una conferencia…., solemos ver que al cabo de unos 5 minutos o un poco más, pongaos 10, nuestro poder de persuasión, de fuerza, de intesidad en lo que hacemos mejora…entonces lo vemos normal porque creemos que los músculos se han calentado, o que estamos ya más centrados….pero realmente es el CEREBRO, el que analiza los ERRORES que hemos cometido y los mejora, de eso no hay la menor duda hoy, ya que está estudiado científicamente, pero claro, como siempre todo es interpretable…..

Claro que asi, estudios realizados por Daofen Chen, Ph.D.,, y que voy siguiendo en sus investigaciones, podrían ayudar a mejorar, no solo la salud de enfermos neurológicos, sino que a los demás nos podría servir, para tener a nuestro alcance replanteamientos de aprendizaje basándonos en el error (y lo podemos apoyar sibre bases científicas.)

La visión actual de aprendizaje motor sugiere que cuando volvamos una tarea, el cerebro recuerda el motor comandos que aprendió previamente. En esta visión, la memoria del motor es un recuerdo de las órdenes motoras, adquiridas a través de ensayo y error y refuerzo.

Aquí, mostramos que el cerebro controla la cantidad que está dispuesto a aprender del error de corriente a través de un mecanismo de principios que depende de la historia de los errores del pasado. Esto sugiere que el cerebro almacena una forma hasta ahora desconocida de la memoria, una memoria de errores.

Una formulación matemática (ALGORITMO) de esta idea proporciona información detallada sobre una serie de desconcertantes datos experimentales, incluyendo el ahorro y la meta-aprendizaje, lo que demuestra que cuando estamos mejor en una tarea motora, es en parte debido a que el cerebro reconoce los errores que experimentó antes…..MEMORIA DE ERRORES.

De una manera casi metodica los errores cotidianos normalmente se deben a que no necesitamos (para comportarnos de manera funcional en la sociedad), retener en nuestra memoria todos los detalles de las situaciones que vivimos sino simplemente una esencia de la cual podemos extraer conclusiones que nos guiarán en una futura situación similar; de esta manera, en algunas ocasiones nuestra memoria simplemente no se toma el trabajo de codificar y engavetar cada detalle sino que funciona en modo simplificado. Aunque en algunas ocasiones esto presente una seria dificultad, como en el caso de los testimonios.

Se dice que la capacidad de olvidar es realmente una bendición disfrazada. Desaprender más rápido cuando se trata de la memoria a corto plazo, mientras que se necesita más tiempo y una tarea difícil de olvidar lo que se ha arraigado en la memoria a largo plazo.

Posiblemente los actos de nuestra memoria son siempre “invisiles” pero de alguna manera nuestro cerebro no solo dirige, sino realmente “CORRIGE”

SPL-C006-8485

juandon