juandon

13520949_xl

En el mundo académico y más concretamente en el de las estadísticas, se ha producido un debate similar que cuestiona sobre cómo debemos utilizar la información. Hasta hace poco, el enfoque predominante ha sido el de establecer estadísticas “frecuentistas” , son las que venimos aprendiendo en escuelas, universidades…, que utiliza variables controladas y grandes tamaños de muestra para llegar a conclusiones que son estadísticamente significativas .

Si una hipótesis pasa la prueba de significación, entonces se trata como si fuera cierto, pero muchas cosas pueden salir mal. A veces, los controles se pasan por alto o los datos son manejadas mal o simplemente obtienen resultados anormales (95% de confianza es estándar, lo que deja un amplio margen para el error). El hecho de que un estudio dice que algo es verdad, no significa forzosamente que lo sea….., hay aspectos que en la actualidad son necesarios, por ejemplo la inteligencia emocional-por poner algo-que nunca se miden..

 

Observemos cómo no hay ninguna razón para suponer que los innovadores y primeros adoptantes de estos `posibles cambios poseen ninguna cualidad especial, sólo necesitan estar interesados y tener una motivación esencial y la responsabilidad de implicarse en mucho más que una innovación.. Todos somos los primeros en estar en un área u otra, todos somos importantes, aunque eso si, en roles diferenciados.

 

800px-Diffusion_of_ideas

…. No quiero meterme en teoría que puedan sustituir las anteriores, si no hablar decontroles de evaluación continuados, nunca dar nada por concluido, si no dejar puertas abiertas a nuevas variables que ni siquiera en principio sospechábamos…eso si es investigar en la actualidad.

Realmente este planteaminto DISRUPTIVO, no nos hace ser mejores, pero si ser personas de ste tiempo, ya que estamos preparados para cambios constantes, donde nada dura 100 años en el tiempo y donde el espacio (localización) ha pasado a ser un aspecto coyuntural, nunca definitivo y si muy cambiante.

Malcolm Gladwell “The Tipping Point” en el que señala su “Ley de los pocos”

El éxito de cualquier tipo de epidemia social, depende en gran medida de la participación de las personas con un conjunto particular y raro de los dones sociales. (viralidad)..

Los estudios han demostrado que no son ni necesarias ni suficientes para crear cadenas virales o “epidemisas distribuidas” sociales. Un gran cambi (DISRUPCION)o ocurre cuando la gente común actúan al unísono-de hecho, todo el mundo es una persona influyente. Atribuir cualidades mágicas a ciertos individuos después de los hechos oscurece más de lo que revela….

Ir a un nuevo país o incluso A un nuevo lugar de trabajo y te vas a encontrar personas con ideas extrañas. Después de un tiempo, sin embargo encontraremos de acuerdo con la mayoría en una serie de cuestiones-que comenzarán a conformarse.

Existe una teoría que dice: Una idea general se apodera entre las personas que son más receptivos a la misma y, a medida que aumentan en número, más personas se unen pulg basa en sí mismo.

Seguramente por esoen mi propuesta de un Congreso Mundial Disruptiva, sería hacer una “turné” por los paises latinoamericanos y el caribe e ir explicando el documento marco que creemos, como algo abierto donde se irían incorporando las diferentes propuestastas y contrapropuestas de los diferentes países, lo que nos llevaría ha establecer una Base de Datos de primera mano, INCLUSIVA Y UBICUA, lo que nos llevaría a poder discernir la EXCELENCIA PERSONALIZADA-SOCIAL de todo el entorno continental y poder establecer este continente como punto de partida de una manera de construir la nueva SOCIEDAD….

Figuras importantes como Marcos Granovetter , Robert Axelrod y premio Nobel Thomas Schelling escribieron sobre ello hace décadas. Lo que es nuevo es que la tecnología digital nos ha hecho todo mucho más conectado, lo que significa que las DISRUPCIONES son más frecuentes e intensas que nunca.

De laguna manera los que nos consideramos disruptivos debemos ser:

Busquemos el interés, no la influencia: Si bien ha habido mucha discusión acerca de la influencia de los últimos años, la idea en sí misma es una pista falsa. Tan atractivo como estas personas son mágicos en la teoría, la investigación empírica-, así como el sentido común-demuestra que no existen en ninguna manera significativa.

Si queremos que nuestras ideas se extendiendan, es mejor que busquemos gente interasda que personas que buscan “mesias”

Uno de los errores más comunes que la gente hace cuando se trata de difundir una idea disruptiva es tratar de difundirlo por todas partes. Esto es casi siempre un error, ya que hace que sea menos probable que usted haya podido construir la densidad que necesita para influir en las personas con umbrales de resistencia más elevados.

La fuerza de una comuidad no está en la cantidad de personas que se “apuntan” si no en la CLIDAD EN LAS CONEXIONES QUE SE CONFORMAN ENTRE ELLAS-

No nos equivoquemos-no son los nodos, eso la red que crea DISRUPCIÓN-y hay leyes naturales que gobiernan las conexiones e interdependencias que lo sustentan. Mediante la comprensión de las leyes-y la ciencia detrás de ellAs, podemos gestionar las organizaciones con mayor eficacia e impulsar la disrupción, en lugar de caer víctimas de ella.

Mientras que la tecnología digital hace que la DISRUPCIÓN no sólo SEA más importante PERMITIENDO QUE cosas se conectEN Y POR TANTO determinEN cómo se comportarán..

Creo que este planteamiento nos puede servir como punto de inicio para pre-diseñar una estrategia de trabajo para un Congreso mundia disruptivo, ¿qué os parece?…

descarga

.juandon