juandon

Este artículo es la introducción de lo que iremos analizando y proponiendo en la construcción de un Nuevo Orden Social (esperamos su colaboración)

Si hasta ahora la Crisis económica establecía unos parámetros de comportamiento generalizados: disminuir el déficit público en todos los organismos de cualquier estado, con la aparición a escena de los EEUU, el escenario cambia radicalmente y saltan las alarmas de verdad… el mundo actual volverá a ser el de siempre?..naturalmente aparecen los optimistas, los agoreros y los indecisos…las “aves” de siempre, pero esta vez, ni hablan tanto y se atreven menos…a eso lo llamamos miedo escénico.

Realmente da miedo, pero por otro lado optimismo, es terminar de una vez con la enfermedad y celebrar el nacimiento de una nueva “criatura”.

Con toda seguridad los “yankis” aclararán su situación, seguirán teniendo sus “estrellas MUDDIST intactas, pero ya nunca más nada será igual, se ha dado la puya sobre este modelo de Sociedad, lo que  era  evidente, que aunque se escondía, no podía durar siempre.

Las “políticas” de las llamadas derechas e izquierdas, que tuvieron su pistoletazo de salida con la Revolución Rusa, han quedado ya atrás, ahora solo existe subir o no los impuestos, y gastar menos o más, con el consiguiente aumento del crecimiento económico o el “disparo” de la inflacción”…todo lo demás-las banderas del progresismos- medidas sociales, educativas, de salud…eso ya ha desaparecido de cualquier prioridad, es más, molestan y mucho, porque son las primeras cosas que con “toda normalidad” recortan, y si hacen esto, aún es mucho, porque el camino es claro…quien quiera “educarse” que pague y quien quiera curarse, también.

 

Y frente a este “drama esperpéntico” es cuando han de aflorar ideas nuevas, personas diferentes que puedan “arrancar” modelos nuevos, sin pretender ser los curadores del viejo cáncer de la ya muerta sociedad.

 

Los disruptivos, los que eran los postergados por el modelo de toda la vida, ahora tienen su oportunidad, gente sin miedo, ya que les han dado toda clase de palos, pueden ahora aportar sus razones, sus estrategias e intentar convencer a los demás que ellos son los responsables de una Nueva Era, ya no más los “intocables”, los “señoritos que con el poder del dinero hacían y deshacían”, eso ya se terminó.

 

Los “indignados” han sido el nuevo ejército de esta nueva sociedad, los que se han partido la cara frente a los últimos recodos de un lugar “llamado Mundo” que ya no quería ser más ese mundo, sino otro, pero ahora el ejército necesita, marcos conceptuales, escenarios, planteamientos, y es aquí donde deben surgir planteamientos divergentes, fuertes y arriesgados, ya no más temer lo nuevo, lo diferente…eso enriquece no emprobrece-como nos venían diciendo hasta ahora-.

Una sociedad que va a mil, no puede ser igual que otras cuyo recorrido se basaba en cambios que debían durar por lo menos una década (los experimentos deben ser validados de hoy para hoy, ya no más esperar opiniones comprobaciones…ahora eso de poco a poco es inverosímil y es uno de los problemas de calado que tenemos: queremos cambios pero cuando se producen no sabemos gestionarlos, porque seguimos haciendo lo que hacíamos hace mucho y esto en educación se nota mucho: corregimos exámenes, los alumnos ya mejorarán, el próximo curso a lo mejor se ponen los ordenadores…todo planteamientos de otros tiempos que las personas de ahora ya no pueden aceptar.

Si “la velocidad” de los acontecimientos, es tomada como algo natural, hasta desaparecerá el estrés, porque se vivirá así y no pasará nada, la sociedad se fundamentará en otros principios y por tanto lo que ahora son daños colaterales, después serán acontecimientos normalizados y naturales.

Frente a la imposibilidad de que las actuales organizaciones Estatales no puedan hacer frente ni a sus pagos, ni tampoco sea posible buscar “más dinero”, habrá que cuestionarse si no será mejor cambiar de modelo organizativo, es decir, las fórmulas de los Estados clásicos están en crisis, eso de por si ya significaría un cambio disruptivo (radical) en la estructuración de lo que conocemos por “mundo” y como conscuencia y cual castillo de naipes, acontinuación no queda más remedio que recomponer el mundo y estructurarlo de otras manera, y digo otras y no otra, porque quizás a quí esté el quid de la cuestión…posiblemente las organizaciones RÍGIDAS, hayan tocado a su fin…. si en un principio hubo comunidades pequeñas de personas, ciudades estado, grandes imperios….por qué ahora no conformar organizaciones abiertas, cambiantes y adaptables a las circunstancias, con líderes que busquen alternativas continuamente de manera horizontal y transversal, sin “votos2 pero si con convicciones, diálogo y permanente búsqueda de mejores ideas…

Supongo que lo normal es decir que esto es una UTOPÍA, pero si dicen esto supongo que será de broma, porque visto la “que cae” y la que caerá, ya no puede ser una broma, sino una ESPERANZA, que tampoco nos vale, porque lo que necesitamos son soluciones, no elocubraciones.

las Utopías debn caer y transformarse en realidades, y eso lo debemos hacer entre todos, aportando lo mejor de cada uno pero de manera colaborativa, con liderajes que unan y no separen, con liderajes que pueden cambiar según la tipología de cosas que se necesiten…un mundo abierto que lo que busca no es un FIN, sino los caminos que le permitan estar siempre en constante cambio, en perpétua transformación, lo cual ahora no sucede, ya que el verdadero fin de nuestra socieda es el DINERO.