juandon

 

 

Edu


 

  “ Sin duda las nuevas tecnologías pueden suministrar medios para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje y para la gestión de los entornos educativos en general, pueden facilitar la colaboración entre las familias, los centros educativos, el mundo laboral y los medios de comunicación, pueden proporcionar medios para hacer llegar en todo momento y en cualquier lugar la formación “a medida” que la sociedad exija a cada ciudadano, y también pueden contribuir a superar desigualdades sociales; pero su utilización a favor o en contra de una sociedad más justa dependerá en gran medida de la educación, de los conocimientos y la capacidad crítica de sus usuarios, que son las personas que ahora estamos formando”.

  Pero no todo es tan perfecto como parece, Masterman (1.985) ya distinguía entre los que dan a las TIC o (Nuevas Tecnologías), un enfoque tecnológico y otros un enfoque más crítico. Actualmente, la moda, hace que los críticos casi hayan desaparecido, es decir, las nuevas tecnologías parecen la panacea de todas las cosas y su valor “per se”, es incuestionable en nuestra sociedad de la información y del conocimiento., incluso en los  Reales Decretos de la enseñanza primaria y secundaria, el tratamiento de la información y la competencia digital, viene como una de las ocho competencias básicas.

   Por lo que se especifica en esta investigación, sobre las ventajas y los inconvenientes, en un curso con el Dr. Salinas ya hablamos y debatimos sobre el tema, des de su mitificación, a su repercusión en cuanto a costes económicos, libertad y democratización e incluso como camino para que la evaluación llegue a pasar por los propios alumnos, claro está con todo lo que conlleva de cambio de “roles”, tanto de profesorado, alumnado e incluso de medidas organizativas, metodológicas y de sensibilidad de los centros de formación y de  información en general, ya sea presencial, on-line, a distancia…

  Las conclusiones están muy estudiadas pero son evidentes, las ventajas sobretodo se encuentran en la faceta de una nueva manera de formación más colavorativa y socializadora, lo cual permite a todo el engranaje educativo y formativo una manera diferente de trabajar de lo que se venía haciendo hasta ahora, cada uno sigue siendo responsable de su educación de manera individual –este es un principio incuestionable- pero a su vez interactúa con otras personas y entre todos, con redes o sin ellas, se establece un tejido formativo que si se aplica con corrección y de manera flexible i equilibrada dará unos resultados más satisfactorios que los actuales.

  Naturalmente que puede acarrear inconvenientes, como el estrés y la ansiedad, el recibir informaciones poco “fiables”, aprendizajes incompletos, un gasto enorme en la maquinaria (sobretodo para los centros educativos), “la adicción”, aunque este tema en anteriores debates y personalmente lo achaco más a transtornos psicológicos personales, aunque no niego que pueda ocurrir en determinados casos, un desbordamiento de trabajo, como nos puede suceder a los estudiantes de este master-doctorado, una falta de conocimiento de determinados lenguajes que nos llega a producir inseguridad, también se necesita un mayor en el control de calidad de los entornos de teleformación, en fin, todo lo positivo tiene su cara contraria, pero eso sucede en cualquier orden de la vida.

   Acabaría diciendo que para los docentes y los formadores uno de los aspectos más importantes de la aplicación de las TIC, está en la forma de enseñar y aprender, ya que de una vez por todas podemos trabajar de manera inclusiva, es decir, personalizada, sabiendo que hay diferencias en las personas y por lo tanto podemos aplicar metodologías específicas para cada una, y las TIC son los instrumentos adecuados que nos pueden facilitar el trabajo(a los formadores) y perfeccionar y aumentar el de los alumnos, realizando tareas más responsables y creativas.